miércoles, 25 de marzo de 2015

La Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional fue de compras: Bolígrafos y stickers para Forster


Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca
El filósofo kirchnerista Ricardo Forster es probablemente la más barroca y florida voz del kirchnerismo. Fue nombrado como “Secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional” el 04 de junio del 2014, mediante el decreto 837/2014.
Nombramiento de Ricardo Forster

Forster comenzó a cobrar notoriedad como parte del colectivo de intelectuales oficialistas Carta Abierta y su militancia fue respondida primero con una candidatura a diputado nacional por el Frente para la Victoria, y luego con la llegada a esa secretaría.

Desde su designación, provocó fuertes críticas desde la oposición, al vincularlo con una intención de instalar un pensamiento único e, incluso, sugerir cierta inspiración en la figura de Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler. Forster, furioso, tiró su curricula sobre la mesa al afirmar que llamarlo de esa forma “era una bajeza tremenda, una injuria y una descalificación”. Y agregó, en una recordada entrevista con Página 12: Si se tomaran la molestia de leer lo que he escrito, lejos van a ver que pueda tener una tradición de dogmatismo o pensamiento único”.

Objetivos de la Secretaria de Pensamiento Nacional

De acuerdo con la presentación que hace la propia Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, la oficina nació con seis objetivos, que fueron redactados en un lenguaje hermético para la gran mayoría de la población. Esas metas van desde darle “mayor institucionalidad” a las diferentes usinas de pensamiento existentes en el país o la de “asesorar y elevar propuestas” a la ministra de Cultura, Teresa Sellarés (más conocida como Teresa Parodi) en cuestiones de “pensamiento nacional y latinoamericano”. O bien construir “un archivo de época” en base a la generación de documentos audiovisuales y digitales con base en el pensamiento nacional para que circulen después como material formativo de los argentinos, o “generar nuevas instancias de diálogo” para crear “nuevas corrientes de pensamiento”, convocando “a todo el arco político, intelectuales docentes y representantes de Institutos históricos”, para que definan “grandes líneas a investigar” de pensamiento nacional.

Los cuadernos elaborados por la secretaría de Forster
Sin embargo, en ningún caso, se definía qué es el “pensamiento nacional”, la idea central y el motivo mismo de la creación del ente. Para peor, el ahora filósofo funcionario desapareció de los medios a partir del día de su nombramiento cuando muchos pretendían una explicación de ese concepto y reapareció sólo en días recientes para sumarse a los debates por la muerte del fiscal Nisman, y el comienzo de la carrera electoral. 

 ¿Qué es lo que hizo Forster desde junio pasado? Fundamentalmente, se enfocó en tres áreas. La primera fue la realización de los denominados “Foros por la Nueva Independencia”, en todo el país, con el objeto de pensar la Argentina entre dos Bicentenarios. La segunda tarea fue la organización de una muestra itinerante audiovisual que acompaña a los Foros por la Nueva Independencia llamada “Imaginerías de una historia colectiva”, en donde se resaltan –a gusto de esa secretaría- los momentos históricos del país. Por último, desde su oficina se dedicó a difundir las ideas de algunos de los defensores del gobierno que recorren los medios para debatir con quienes critican la gestión Kichner. La excusa es “debatir” los últimos 200 años de historia argentina, aunque en el debate no haya ningún referente que pueda contradecir lo que el oficialismo propone como interpretación del pasado. Por medio de los denominados “Cuadernos por una Nueva Independencia”, da publicidad a personalidades ultrakirchneristas como Edgardo Mocca, la economista Fernanda Vallejos y Eduardo Jozami.

Actual organigrama del Ministerio de Cultura
 Pero a casi nueve meses del nombramiento de Forster, los actos administrativos del secretario de Pensamiento Nacional son prácticamente desconocidos. Sin embargo, (Eliminando Variables) –como se verá más adelante- accedió a dos contrataciones directas de bajo monto, realizadas por el funcionario kirchnerista mediante las cuales se adquieren souvenirs como bolígrafos retráctiles para el “Foro por una Nueva Independencia”, bolsas de friselina, o la impresión de stickers.

El dinero que maneja Forster no se informa en la distribución del Presupuesto Nacional. Los eventos y encuentros que organiza, de hecho, no resultan económicos, y en muchos casos, significaron una importante erogación para el fisco. Nada mal para un funcionario que, de acuerdo con Perfil,  cobra mensualmente unos 40 mil pesos brutos, y que se llevaría, además, unos 19 mil pesos en bruto como docente en la Universidad de Buenos Aires.

La Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional es una de las cuatro que dependen directamente de la ministra de Cultura, Teresa Parodi. Las otras tres secretarias son la de “Coordinación y Control de Gestión” (a cargo de Graciela Cazamajou); la Secretaría de “Gestión Cultural” (cuyo responsable es Sebastián Schonfeld) y la de “Políticas Socioculturales”, al mando del camporista Franco Vitali, al que muchos consideran uno de los verdaderos titulares en las sombras del Ministerio de Cultura (el otro “jefe” que se suele señalar es Javier Grosman, responsable de la Unidad Ejecutora del Bicentenario). Vitali, además de promover el arribo de Forster, fue artífice de la salida de Jorge Coscia, el anterior responsable de Cultura cuando era una secretaria bajo el paraguas de la Presidencia de la Nación. La convivencia entre Vitali y Coscia resultó desde el inicio muy poco amigable.

Estas cuatro unidades (sumadas a otras cuatro que dependen de Parodi, como la auditoría interna y el gabinete de asesores, por ejemplo) manejan un presupuesto total 727.996.390 pesos. Sin embargo, no se detalla los montos que se asigna a cada una de las secretarías (la de Forster incluida). No obstante, se rumorea que por órdenes directas de Presidencia de la Nación, el secretario de “Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional” se llevaría una parte sustancial del presupuesto que tiene directamente asignado Parodi para la conducción del ministerio, que equivale para el 2015 a $460.124.986. Esta sería una de las tantas razones, tal como señaló la periodista Susana Reinoso a comienzos de febrero de este año, por la cual tanto Forster como Parodi casi no tienen relación, o se hablan estrictamente lo necesario.


La “Subsecretaría de Cultura Pública y Creatividad” y la “Dirección Nacional de Pensamiento Argentino y Latinoamericano”

Nombramiento de María Elena Troncoso
El 09 de marzo pasado, mediante el decreto 313/2015 firmado por la presidente Cristina Fernández, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández y la ministra Teresa Parodi, se dispuso un nuevo organigrama para el Ministerio de Cultura de la Nación, que modificaba levemente el que había sido aprobado a comienzos de junio del 2014, casi en paralelo con la creación del ministerio y con el desembarco de La Cámpora en esa repartición.

A partir de esos cambios, la Secretaria de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, pasó a tener dos sub-unidades a su cargo, con respectivos nombramientos de nuevos funcionarios: La denominada “Subsecretaría de Cultura Pública y Creatividad” y la “Dirección de Pensamiento Argentino y Latinoamericano”.

Mediante el decreto 434/2016 del 18 de marzo del 2015, se nombró como Subsecretaria de Cultura Pública y Creatividad, dependiente de la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional a la abogada cordobesa María Elena Troncoso.

Objetivos de la subsecretaría de Cultura Pública y Creatividad
 Troncoso, que se define públicamente como kirchnerista, fue directora de Asuntos Jurídicos de la antigua Secretaría de Cultura de la Nación. Antes de eso pasó por varios cargos jerárquicos dentro de ese organismo, entre ellos Dirección Nacional de Acción Federal, las Dirección Nacional de Patrimonios y Museos, entre otros. Era responsable del Instituto de Cultural Pública, antes de ser jerarquizado como “Subsecretaria de Cultura Pública y Creatividad”, y pasar a estar bajo las órdenes de Ricardo Forster.

A la vez, Troncoso es la pareja del fiscal Carlos Gonella, encargado de la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos, a quién se la atribuye una actitud displicente en el caso Lázaro Báez, y por el cual el funcionario judicial está actualmente en proceso de juicio político. En mayo del 2013, el periodista de Clarín Nicolás Pizzi reveló el vínculo afectivo entre Gonella y Troncoso,como así también que la abogada cobraba el beneficio de desarraigo por haber vivido en Córdoba, a pesar de que reside desde hace años en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Nombramiento de Matías Bruera en la Dirección de Pensamiento Nacional
El decreto 313/2015, a la vez, destaca las tareas que realizará Troncoso bajo las órdenes de Forster. Por ejemplo, subraya que deberá promover “líneas innovadoras de formación, investigación, difusión y transferencia”, dentro de los “nuevos modelos de desarrollo social, económico y humano sostenible”; y quizá lo más llamativo: “Asistir al Secretario en la promoción de la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial como vector principal delo desarrollo sostenible, la cohesión social, el diálogo y la paz” (Sic).

En el organigrama original de junio del 2014, figuraba inicialmente como única unidad dependiente de Forster la denominada la “Dirección de Pensamiento Nacional”. Sin embargo, con las modificaciones realizadas a comienzos de marzo del 2015, el nombre mutó a “Dirección Nacional de Pensamiento Argentino y Latinoamericano”, transformándose en la segunda unidad a cargo de la Secretaria de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional.

Objetivos de la Dirección Nacional de Pensamiento Argentino
Pese a este cambio estético, que seguramente será reflejado con posterioridad en algún Boletín Oficial, quien se encuentra a cargo de esta Dirección es Matías Luciano Bruera, hombre de confianza de Ricardo Forster, y al que muchos consideran como el verdadero motor y diseñador de todas las actividades que realiza su jefe, incluyendo un reciente foro en el Teatro Cervantes o la realización de un panel con su presencia en la “Feria del Libro K”, en Tecnópolis. Bruera es, en efecto, un contratado por la administración pública, según el decreto 107/2015, que fue firmado tanto por la presidente Cristina Fernández como el entonces jefe de Gabinete, Jorge Milton Capitanich.

Lo cierto es que luego de tomarse un tiempo prudencial para establecerse en su cargo, Forster decidió por fin estampar su firma en las primeras decisiones burocráticas. Tras rastrear hasta la fecha de su designación, (Eliminado Variables) pudo dar por fin con algunas de las compras con las que el filósofo debutó en su rol como contratante de servicios para el estado.

El cotillón de Ricardo Forster

Carátula de la contratación directa 35/2015
Administrativamente, se desconocía cuáles eran las tareas que realizaba Ricardo Forster como “Secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional”. Sin embargo, este blog accedió en exclusiva a dos contrataciones directas debajo monto por el cual el mandamás del pensamiento nacional firmaba la realización de unas impresiones y la compra de bolígrafos y cuadernos.


En efecto, la contratación directa de bajo monto 36/2015, expediente del Ministerio de Cultura N° 1669/2015, solicitaba un servicio de impresión a ser entregado el miércoles 19 de marzo del 2015 en el 1er piso de la Avenida Alvear 1690. Según la documentación, estos “elementos de logística”, como se los describe en el texto de los documentos, serían utilizados en un foro en la provincia de Córdoba.
Se trataba de la compra de 1.000 bolígrafos retráctiles, con cuerpo de metal combinado con goma de color con la inscripción y logo “Foro por una Nueva Independencia”. A la vez, solicitaba la impresión de 750 cuadernos, con logos del foro en todas las páginas, con medidas 14.5 x 21.5 centímetros, aunque con tapa Kraft 300 gramos, encuadernado en espiral. El interior debía tener papel obra de 90 gramos, con hojas lisas. Finalmente, el tercer renglón de esa contratación directa pedía 750 bolsas de friselina con manija, fuelle americano, cosidas o selladas, de tamaño 35 x 40 centímetros, con la inscripción “Foro por una Nueva Independencia”.

La otra contratación directa de bajo monto, correlativa, y con la firma de Forster, fue la 35/2015, expediente del Ministerio de Cultura N° 1670/2015, en donde se solicitaba un “servicio de impresión” para un foro en la provincia de Córdoba.

Detalles de la contratación directa de bolígrafos (36/2015)
 En este caso, se solicitaban 1000 “cuadrípticos desplegables” (abierto, 28 x 40 centímetros; cerrado, 14 x 20 centímetros) con “papel obra de primera de 210 gramos (o 1709 gramos) a 4 colores. También se pedían 700 “diplomas” A4, de cartulina, con 3 diseños diferentes. El pliego, en su tercer renglón, exigía 1000 “postales” de cartulina blanca encapada triplex de 300 gramos a 4 colores, con terminación laca UV en el frente, y por último, 500 “stickers” autoadhesivos, con diseño a definir, en formato circular, de medidas 8 x 8 centímetros, con troquel redondo.

En términos políticos, la tarea de Forster es claramente influenciada por la filosofía de la más profunda austeridad material. En casi un año de gestión y cuando se pensaba que estaba inactivo, ha hecho valer el sueldo que recibe al autorizar personalmente dos compras directas para adquirir bolígrafos, stickers, folletos y bolsas. De acuerdo a los registros oficiales, su firma no aparece en ninguna otra licitación o compra directa. Su austeridad, podría ser un ejemplo para sus colegas funcionarios, que quizás esperan de Forster una explicación sencilla y en pocas palabras de su secreto como administrador.

En Twitter: @EliminandoV

jueves, 19 de marzo de 2015

YPF sólo informa cuánto gasta en publicidad… en los EE.UU.

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

Para cualquier ejecutivo publicitario, ganar la cuenta de YPF SA es un sueño hecho realidad. Se sabe que es una de las empresas que más invierte en comunicación en la Argentina y que, además, resulta fácil planificar las acciones de difusión de la compañía petrolera: Muchas de sus campañas se dirigen previsiblemente a prestar apoyo financiero a medios oficialistas, al tiempo que propaga mensajes alineados con la administración nacional.


Balance de YPF SA con los gastos en publicidad durante el 2014
YPF SA es, en otros aspectos, un caso atípico. A la hora de presentarse en sociedad, actúa como empresa nacionalizada y difunde todos los lugares comunes afines al Gobierno,  que tiene la mayoría accionaria de la empresa. Pero, al serle requerida información sobre el manejo de los fondos publicitarios, se convierte en una entidad privada que dice no estar obligada a aportar a la transparencia de las entidades públicas.

De este modo, la petrolera semi-estatal no informa localmente cómo se realiza es su gasto en publicidad. De hecho, al momento de presentar su informe anual sobre los gastos en ese rubro, la Fundación Led (Libertad de Expresión + Democracia) afirmaba que la empresa petrolera de bandera “omitía publicar información”, y que ante diversas consultas de esa fundación ante la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete, “la información nos ha sido denegada”.

El motivo de esa negación está relacionado a que pese a que el controlante mayoritario de la compañía YPF es el Estado Nacional, esa empresa cotiza en bolsa.

No obstante, de acuerdo al balance anual 2014 presentado ante la Securities and Exchange Commission de los Estados Unidos, y al que accedió (Eliminando Variables), YPF SA gastó durante el año un total de 710 millones de pesos en el rubro “Publicity and Advertising Expenses”, algo así como “gastos de comunicación y publicidad”.

Según los documentos en poder de este blog,  los denominados “gastos administrativos en publicidad” treparon a 451 millones de pesos, mientras que los gastos por venta de la publicidad, alcanzaron los $259 millones.  Los $710 millones equivalen, además, a $1.94 millones por día en gastos tanto en comunicación y publicidad.


Publicidad de YPF SA durante los primeros 9 meses del 2014
Sin embargo, lo que resulta particularmente interesante es el gasto en el último trimestre del 2014 (período octubre-diciembre) en el rubro publicitario. Durante el período enero-septiembre del 2014, la inversión había alcanzado “sólo” los $330 millones, por lo que en el último trimestre del año, y para llegar a los 710 millones de pesos gastados, la cifra se disparó en $380 millones.

Esos 380 millones de pesos, según fuentes del mercado, estuvieron en gran parte destinados al Campeonato Mundial de Fútbol, donde de acuerdo con datos de la Fundación LED, la tarifa firmada entre el Estado e YPF SA alcanzó los $1.655,30 el segundo de aire.


¿Cuánto se gastó en publicidad desde que el Estado re estatizó YPF?

YPF SA, mediante una Ley de Expropiación sancionada en mayo del 2012, volvió a tener mayoría accionaria del Estado. La compensación que recibió Repsol, anterior accionista mayoritario, fue de unos 8 mil millones de dólares, intereses incluidos.

En el año 2012, según los documentos a los que accedió (Eliminando Variables), los gastos de comunicación y publicitarios treparon a 182 millones de pesos. En el 2013, la cifra total gastada fue de $265 millones.

Del 2013 al 2014, el salto en el gasto publicitario fue de un 168 por ciento. La encargada del área de comunicación de la empresa es la publicista y especialista del rubro, Doris Capurro.

Es difícil no caer en la tentación de considerar a YPF SA como una de las cajas de financiamiento paralelas del sistema de medios oficialista. El aumento de su presupuesto a medida que se acerca el fin del ciclo kirchnerista, además de obedecer a los ajustes por inflación, pareciera tener relación directa con un año electoral en el que el gobierno que maneja el directorio de la petrolera necesita reforzar su presupuesto de publicidad y propaganda.

Habrá que preguntar a través de las autoridades norteamericanas sobre la cantidad final del gasto y sus criterios, habida cuenta que la empresa no contesta los requerimientos originados en su país de origen.

En Twitter: @EliminandoV

martes, 17 de marzo de 2015

Final a toda orquesta: La millonaria compra de pianos para el Centro Cultural Néstor Kirchner

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

A poco de partir en su primer y definitivo viaje, el transatlántico de lujo HMS Titanic embarcó cinco costosos pianos de cola fabricados por la firma norteamericana Steinway & Sons. Se trataba de los modelos B y K, quizás los más fastuosos y caros del momento. Para fabricarlos, se contrataron a los mejores artesanos del mundo, para que trabajaran a mano y pieza por pieza las maderas importadas de la más alta calidad. Los instrumentos se fueron a pique con la nave, que no pudo esquivar su destino trágico pese a los alardeos arrogantes y multimillonarios de sus creadores.

Carátula de la contratación directa 01-2015 para compra de pianos
Un siglo después, en Buenos Aires, se termina de firmar un contrato para importar desde Japón un grupo de pianos y celestas fabricados por la firma Yamaha. Los pianos que llegarán desde la planta nipona en Hamamatsu están entre los más caros que se pueden conseguir en el mercado de pianos de cola de primera mano. Su destino serán los salones del Centro Cultural del Bicentenario “Presidente Néstor Kirchner”, la obra más ostentosa e inexplicable del período kirchnerista, erigida sobre lo que supo ser el Palacio de Correos.

El costo final del Centro Néstor Kirchner es aún un misterio. De acuerdo a los documentos oficiales, desde el año 2008 –momento en que se oficializó su remodelación- hasta marzo del 2015, es de $2.322.612.956. Sin embargo, ese valor no contempla los montos asignados en las partidas adicionales recibidas por la oficina encargada de remodelar el ex Palacio de Correos, tarea que depende la Dirección Nacional de Arquitectura, perteneciente al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Los cálculos más cautelosos le adicionan 650 millones de pesos, mientras que otros sugieren que la cifra extra  ya superaría los $ 1.500 millones.

Todos los presupuestos iniciales destinados al Centro Cultural Néstor Kirchner
La adjudicación inicial a la unión transitoria de empresas entre Essuco y Riva, refrendada en la resolución 1517/2008 y firmada por Julio de Vido,  proponía un presupuesto total para el reciclaje del Palacio de Correos y Telégrafos de $925.799.108, muy lejos de los 710 millones de pesos iniciales pautados en noviembre del 2007 (número que fue incrementado, en marzo del 2008, hasta los $827 millones).

El Centro Cultural Néstor Kirchner debía inaugurarse durante los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo. Para ese momento el centro era apenas un montón de andamios y obras apenas iniciadas. Tampoco se pudo inaugurar durante el 2011, 2012, 2013 y 2014. Y mientras tanto, las cifras desembolsadas por el Estado se incrementaron año tras año. Desde los $56.278.048 dispuestos  por presupuesto en el 2008 hasta los $657.006.000 del 2014, el número destinado anualmente a esa obra se incrementó un 1.167 por ciento.  Durante el año 2015, año de la supuesta inauguración definitiva, la cifra destinada a la construcción del Centro será de 502 millones de pesos.

La coreografía de postergaciones y nuevas partidas millonarias del edificio cultural incluye, en las escenas finales del gobierno de Cristina Kirchner, la adquisición de los pianos de cola y una celesta a la firma Yamaha. Llegarán en al menos un año o quizás tarden un poco más. Es que, según relatan los fabricantes, cada piano será fabricado a mano por artesanos, que usarán para su tarea madera de la más alta calidad importada desde sitios selectos del mundo.


Los pianos millonarios de De Vido

Los pianos llegarán mediante la contratación directa por especialidad, la 01/2015, expediente S01-0252374/2014, a través de la cual se seleccionó como proveedora a la firma Yamaha Music Latin America SA.  El objeto de esa contratación fue la compra de dos pianos Yamaha modelo CFX y una Celesta Yamaha modelo 56 P que estarán destinados al Centro Cultural del Bicentenario Presidente Néstor Kirchner.

Costo en los Estados Unidos del piano Yamaha CFX
El modelo CFX de Yamaha es un piano de cola denominado de “gran concierto”, cuyo costo en los Estados Unidos, según la página de la empresa, es de US$ 180.000. En la Argentina, fuentes del rubro consultadas señalaron a (Eliminando Variables) que el costo de cada CFX trepa a unos 250 mil dólares, lo que en pesos a cambio oficial actual significa 2.2 millones por cada piano. Es decir, al menos $4.400.000 por las dos unidades.

¿Por qué tan caros los costos? En principio, los pianos deben construirse con un proceso especial en una fábrica que la empresa Yamaha tiene en Japón, embarcados a la Argentina y depositados luego en el Centro Cultural Néstor Kirchner. El lapso de entrega de estos instrumentos, según el artículo 5 del convenio firmado con la empresa nipona, es como máximo 12 meses, es decir, que el próximo presidente recibirá los pianos como una herencia de la administración anterior.

Más detalles de la contratación directa por los pianos
Cada uno de los pianos adquiridos por el ministro Julio De Vido está hecho a mano, basados en el “más fino abeto”, del cual se selección “menos del 10% del total que es reservado para las cajas de resonancia del piano”. Los instrumentos tiene un largo (profundidad) de 2.75 metros, un ancho de 1.6 metros y una altura de 103 cm.

Mientras los pianos adquiridos llegan al país, Yamaha Music Latin America SA se comprometió a entregar un modelo CFX, que posee de muestra en el país,  en carácter de préstamo “tantas veces como fuera necesario hasta la entrega de las unidades compradas”.

El otro instrumento comprado es una celesta, modelo 56P, cuyo costo en los Estados Unidos ronda los 31 mil dólares. En el país, este instrumento tiene un costo estimado entre 40 y 45 mil dólares, lo que llevado a pesos a valor dólar oficial equivale a 360.000. Este instrumento también es fabricado en Japón, según las especificaciones técnicas disponibles en los anexos del convenio.

Costo en los Estados Unidos de la celesta P56 de Yamaha
La celesta tiene un largo de 65 cm, una altura de 108 cm y un ancho de 195 cm. El peso del instrumento es de 72 kilogramos. Está fabricado  con vetas de roble,  láminas de metal, las teclas son de Ivorite y ébano liso. Deberá ser entregado al Centro Cultural Néstor Kirchner en un lapso no mayor a los 8 meses.

El costo estimado total de los tres instrumentos,  trepa a los $4.760.000. Una cifra nada despreciable y, por ahora tentativa, ya que lo funcionarios optaron por no revelar el precio en los documentos de la compra.

Cuando los tres instrumentos estén por fin en su sitio en el Centro Cultural Néstor Kirchner, será posible admirar la perfección de su sonido y el fino trabajo que ejecutaron sus maestros fabricantes. Y quizás hagan sonar la melodía “Weiner Blut” de Johann Strauss que, según la leyenda, fue una de las últimas canciones ejecutadas por la orquesta del Titanic mientras la nave se hundía.


Update del 27 de marzo de 2015

Los pianos de cola y la celesta de De Vido no son los únicos instrumentos que están llegando para el Centro Cultural Néstor Kirchner. (Eliminando Variables) accedió a una nueva contratación de similares características, esta vez, para adquirir dos arpas. 

En efecto, la Contratación Directa por Especialidad 2/2015 del Ministerio de Planificación Federal, autoriza la compra de dos arpas a la empresa norteamericana Lyon & Healy, una de las mas prestigiosas del rubro. Se trata de dos ejemplares del modelo 23 Concert Grand, que además fueron adquiridas con los correspondientes carros de transporte. 

Uno de los párrafos mas curiosos de esta contratación es el referido a la entrega. El gobierno argentino pide que le sean remitidas al aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York, en donde deberán ser entregadas a personal del Ministerio de Planificación para que éstos se encarguen de transportarlo y pasarlos a través de las aduanas.

El precio de estas arpas, de acuerdo a la página de Lyon & Healy, será de 33.000 dólares estadounidenses por unidad. El pago, de acuerdo al Art. 9 de la Convocatoria que autoriza la operación, se hará en dólares y en territorio estadounidense.

Con este nuevo gasto y tomando como referencia el dólar oficial, se suman $ 561.000 a la orquesta del Centro Cultural Néstor Kirchner. En breve, es posible que se pueda publicar el precio pagado por otro instrumento musical, que hará palidecer el gasto en los pianos de cola, la celesta y las arpas. 



En Twitter: @EliminandoV  

jueves, 12 de marzo de 2015

Curiosidades: En lugar de aviones hidrantes, el gobierno nacional compra un Cessna de lujo para la Policía Federal

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

El 28 de diciembre de 2012 la presidente Cristina Kirchner anunció por cadena nacional la compra de 26 aviones hidrantes por 57 millones de pesos. La primera sospecha sobre la veracidad del anuncio llegó cuando los especialistas en aeronáutica pusieron en duda que esa cifra alcanzara para adquirir tal cantidad de aviones. La segunda duda, surgió al percatarse que ese día se celebraba el Día de los Santos Inocentes, que en la tradición argentina es la ocasión para hacer burlas y bromas.

Carátula con la compra del Cessna por parte de la PFA
Pasaron unos meses y la falta de esos aviones hidrantes se tornó dramática cuando cientos de miles de hectáreas de la Patagonia ardieron ante la impotencia de los bomberos que no contaban con un número suficiente de naves para combatir el fuego. Los aviones hidrantes, reconoció finalmente el gobierno nacional, nunca se compraron. Se justificó el malentendido en la ausencia de fondos y una interpretación errada de la información por parte de la prensa.

Sin embargo, la falta de dinero o los problemas para comprar aviones en el extranjero se vuelven relativos cuando se descubre que el gobierno nacional sí tuvo las energías y recursos para gestionar la llegada de un avión de lujo para transportar al personal de la Policía Federal Argentina (PFA), dependiente del ministerio de Seguridad de la Nación.

La PFA, mediante una contratación directa en formato de adjudicación simple por exclusividad sin número,  aunque imputada al presupuesto 2015 de la fuerza,  adquirirá en las próximas semanas una aeronave de lujo destinado a transportar hasta 9 pasajeros, además de los dos pilotos de la nave.

De acuerdo con los documentos a los que accedió (Eliminando Variables), la nave en cuestión es un Cessna Citation XLS+, número de serie 560-6065, del año 2010, bimotor (Pratt& Whitney PW545C), turbofan y presurizado. El costo de la nave, según consultas realizadas por los autores de este blog a fuentes del mercado aeronáutico, rondaría entre los 8.5 y 9 millones de dólares (unos 79 millones de pesos a valor actual).

Detalles de la adquisición del Cessna de lujo por parte de la PFA
El avión de lujo que pretende adquirir la PFA, tiene como una de sus vendedoras a la empresa con sede en San Antonio, Texas,  Sun Jet International Inc. Según los detalles de una página web del rubro, contaría con unas 1.160 horas de vuelo, con aproximadamente unos 700 aterrizajes. La matrícula del Cessna actual, que deberá modificarse, es XA-LOS.

En los documentos, la PFA dispuso que el 30 por ciento del precio total pagar acordado en dólares con la actual propietaria del avión se abonaría al momento de recibirse la orden de compra; un 20 por ciento adicional se pagaría al momento de iniciarse las inspecciones y el mantenimiento previo a la entrega; otro 20 por ciento al inicio del curso de capacitación para pilotos; otro 20 por ciento al embarcar el “Herramental Especial Inicial”, y el “10 por ciento restante al recibirse la aeronave en el  aeropuerto de Walkerfield, en la ciudad de Grand Juction, Colorado, previo  al vuelo de traslado de la aeronave con destino final Base Aérea “El Palomar”, provincia de Buenos Aires” (Sic).

Interior del Cessna de lujo que adquirirá la PFA
Según el  punto 11 del pliego, la empresa a la que se le adquirirá el Cessna de lujo deberá dictar cursos para formar e instruir inicialmente a 4 pilotos y 4 mecánicos, además de cursos de entrenamiento recurrente para 4 pilotos por el período de un año. También queda claro que la aeronave se encuentra con “garantía de fábrica” hasta el 21 de noviembre del 2015.

El lugar de entrega del avión, según el artículo 10 de la contratación directa, “deberá embarcarse 100 por ciento en estado navegable y con todos sus sistemas en condición operativa en West Star Aviation Inc., GJT Grand Juction, Estado de Colorado, Estados Unidos de América”.

Los otros aviones de la Policía Federal Argentina

Resolución 1160-2012 del ministerio de Seguridad
El Cessna Citation XLS+ a adquirir por parte de la Policía Federal Argentina no es el único avión que posee en su flota la fuerza. De hecho, según la resolución 1160/2012, publicada el 05 de octubre del 2012, y firmada por la entonces ministra de Seguridad, Nilda Garré, la PFA cuenta con un total de cinco aviones Cessna. Tanto el estado como el destino específico que se le da a la mayoría de esos aviones no pudo ser confirmado por este blog.

La Policía posee un Cessna Citation C-500, con un costo directo por hora de vuelo a precio 2012 de US$ 1.500. También cuenta con un Cessna Sanitario C421A, cuyo costo de vuelo por hora es de 670 dólares. A la vez, cuenta con un Cessna C310N (610 dólares por hora), otro Cessna P206 C (350 dólares) y un Cessna A182L, cuyo costo cada 60 minutos ronda los US$ 330.

Cabina del Cessna de lujo de la PFA
A fines del 2012, un par de Cessna eran operados por la Gendarmería (Cessna 152 y un Cessna C 206). 

En tanto la flota aérea de las fuerzas de seguridad sigue creciendo sin inconvenientes, aún queda por determinar las razones por las cuales el gobierno nacional no ordenó de manera urgente que se les diera prioridad a los aviones hidrantes. El avión de transporte ejecutivo de la PFA no encaja en un esquema de prevención de desastres, que tiene tantos flancos débiles que debe depender de las fuerzas de la naturaleza, de media docena de aviones alquilados a empresas privadas y de las naves llegadas del extranjero para terminar con los grandes incendios.

El anuncio presidencial del Día de los Inocentes anticipaba el gasto de 57 millones de pesos por 26 aviones para combatir el fuego que nunca llegaron en su totalidad. En el avión de lujo de la PFA, el Estado Nacional gastará 79 millones. Y, a diferencia de los aviones hidrantes, el nuevo Cessna  probablemente llegará tal como estaba planeado.

En Twitter: @EliminandoV

sábado, 7 de marzo de 2015

Esto ya pasó: Una legisladora kirchnerista presenta un proyecto de Ley para volver a la lucha contra “los agiotistas”

Por Ignacio Montes de Oca y José M. Stella

El 15 de mayo de 1953, el presidente Juan Domingo Perón pronunció uno de sus discursos más agresivos. Ante una multitud de seguidores que llenaba la Plaza de Mayo, bramó: “Hace pocos días dije al pueblo de la República, desde esta misma casa, que era menester que nos pusiéramos a trabajar conscientemente para derribar las causas de la inquietud creada a raíz de la especulación, de la explotación del agio por los malos comerciantes”.


Texto completo del proyecto de Ley de la diputada Ortiz Correa
Aquel discurso marcaba el momento más alto de la lucha del gobierno contra los comerciantes que aumentaban los precios. La reacción era parte de un escenario económico complejo. Los desaciertos de Perón -y las malas cosechas de 1951 y 1952- habían conducido al aumento de la inflación y a una recurrente escasez de productos en los comercios.  Durante los primeros meses de 1952, por ejemplo, el sistema de propaganda lanzó una campaña para promover el reemplazo de pan hecho con harina de trigo por variantes hechas de harinas integrales. El consumir pan negro se convirtió en un símbolo de militancia. Y las filas frente a los comercios para adquirir los productos que escaseaban, una imagen que al gobierno le resultaba insoportable.

La respuesta corrió por dos carriles diferentes: Uno legal y otro partidario.

Perón ordenó apelar a la Ley 12.591, promulgada el 8 de octubre de 1939, que reprimía a los comerciantes que aplicaran aumentos desproporcionados a productos de primera necesidad. En base a esa normativa, se comunicó un listado de precios máximos para una serie de alimentos y otros productos de uso diario. Pero aquella apuesta condujo a que algunos comerciantes sacaran sus stocks de la venta o dejaran de reponerlos y de ese modo se agudizó la escasez.

Fue entonces que el Partido Justicialista lanzó una campaña contra los que especulaban con el precio de los productos, a los que denominaba “agiotistas”. El gobierno convocó a los ciudadanos a denunciar a los “agiotistas” y el peronismo distribuyó gacetillas entre sus afiliados en las que les recordaba que el estatuto del partido decía que cada militante debía “constituirse en vigía permanente del peronismo, en el lugar donde se encuentre , donde viva o trabaje deberá conducirse enérgicamente de acuerdo a estas normas: ha de denunciar a la autoridad partidaria o policial más cercana de cualquier intento que conduzca a alterar el orden o perturbar la tranquilidad pública”.

Poco importaba en esa campaña que la denuncia fuera hecha ante un funcionario del Estado o ante el superior en el mando dentro del partido. La idea de constituir una red de vigilancia llevó a los peronistas a constituirse de facto en informantes de la evolución de los precios en su zona de residencia.

La campaña contra lo “agiotistas” condujo al cierre de numerosos comercios acusados de aumentar los precios. La delación y las denuncias contra empresarios, que sugestivamente eran en su mayoría conocidos por su oposición al gobierno, no tuvieron ninguna resultado positivo sobre la economía ni incidieron en la inflación, que se mantuvo alta por muchos meses más.

Por el contrario, la cruzada contra los “agiotistas” produjo una radicalización de las posiciones que quedaron en evidencia en aquel discurso de Perón mencionado al comienzo. En otro párrafo de su arenga, el presidente dijo “Creo, que según se puede venir observando, vamos a tener que volver a la época de tener que andar con el alambre de fardo en el bolsillo. Esto de la leña que ustedes me aconsejan… ¿Por qué no empiezan ustedes a darla? (…) Con referencia a los especuladores, que el gobierno está decidido a hace cumplir con los precios, aunque tenga que colgarlos a todos”.
Diputada Ortiz Correa, autora del proyecto contra los agiotistas

En perspectiva, el control de precios y la lucha contra los “agiotistas” tuvo un efecto enormemente dramático, pero no aportó ninguna solución concreta para revertir los desaciertos económicos del peronismo. Y es así que quedó en la historia del partido, como una cruzada épica en la que se recuerdan los hechos, pero no sus resultados.

La nueva campaña contra los “agiotistas”

La diputada catamarqueña por el Frente para la Victoria Marcia Ortiz Correa acaba de presentar un proyecto de Ley para lanzar una nueva campaña contra los “agiostistas”. Se trata en realidad de un proyecto que fue originalmente presentado en el año 2013, pero que estaba a punto de perder “estado legislativo”. La nueva presentación, de hecho,  lleva el código 0024 D 2015 y ya se pidió su giro a las comisiones de “Legislación Penal" y de “Presupuesto y Hacienda”, ambas dominadas por el oficialismo.

Detalle de algunos de los fundamentos del texto de la diputada Ortiz Correa

El proyecto de Ortiz Correa consta de algunos artículos de alto contenido político. En su primer apartado pide crear un “Registro Único” para hacer seguimiento de los “delitos de agiotaje tentados o consumados en el territorio de la República Argentina”.

Y solicita, además, que ese registro funcione bajo la órbita del Consejo de la Magistratura, un ente diseñado en principio para designar o remover jueces, pero que quizás resulte interesante para la legisladora por tratarse de un cuerpo en donde el oficialismo aún hace pesar su influencia como mayoría.

En el artículo 2° se pide la intervención de los Tribunales Federales como competencia para a aplicación de sanciones, pero pone bajo la autoridad del “Registro Único” la potestad de centralizar toda la información sobre los comerciantes acusados del delito de “agiotaje”.

En los fundamentos del proyecto, queda plasmada la personalidad y los objetivos de su autora. Comienza con una referencia al “extremado perjuicio que se origina como consecuencia de la ilegal cotización paralela del dólar estadounidense, sea cual fuere la denominación que se le atribuya por los sectores de la especulación punible, que invariablemente persiguen la obtención de usurarias y desproporcionadas ganancias al alto costo nacional de padecer graves desequilibrios en orden a nuestra política económica del estado, instalando transitoria o permanentemente profundas incertidumbres y daño a las actividades productivas, comerciales e industriales en sus más variados sectores tanto así también en el universo de transacciones individuales, implicando una marcada desorientación colectiva tanto como una generalizada obsesión por desprenderse de la moneda nacional de curso legal a través de un inducido temor a su devaluación sobre la base de un fingido proceso inflacionario (…) todo recostado sobre la reprochable y permisiva indiferencia o inacción judicial que obedece a una inadmisible comisión por omisión al deber de aplicación de la legislación vigente” .
Más detalles del proyecto 0024 D 20015 

El texto recorre varios temas y enhebra situaciones pasadas y presentes para dramatizar al extremo el riesgo que, a sus entender, representan los comerciantes. En los fundamentos del proyecto de Ley, se expone una visión de la inflación como el resultado de una inmensa conspiración para justificar subas de precios que, de paso sea dicho, para la legisladora no obedecen a otro factor que a la voracidad de lucro de los formadores de precios.

Es por eso que reclama la aplicación del Código Penal y penas de prisión de 1 a 4 años más un adicional de multas e inhabilitación para ejercer el comercio contra aquellos que el Registro Único identifique como “agiostistas”.

Ortiz Correa dice, en el texto,  que “se trata de una cuestión esencial que debemos preservar frente a los arteros avances desestabilizadores provocados por sectores de la especulación nefasta que no trepidan en producir sistemáticos boicots, socavando los legítimos intereses de la República y llegando a poner en riesgo a las propias instituciones de la Nación”.

Y, en concordancia con el tiempo de tensiones que se vive entre el Poder Ejecutivo y algunos integrantes del Poder Judicial, subraya que “los jueces que no cumplan deben ser sometidos a juri de enjuiciamiento para su remoción, por lo que es aconsejable y necesario crear un Registro Único que obre bajo la órbita del Consejo Nacional de la Magistratura”. Y luego agrega que ese ente deberá hacer un seguimiento de los jueces díscolos con la persecución de “agiostistas”, ya que “…no son pocos los magistrados y funcionarios judiciales temerosos o indecentes que evitan investigar y ajusticiar a individuos de alto nivel económico o de reconocida influencia” (SIC).

Fuerte párrafo contra jueces y funcionarios judiciales

Pasaron 62 años desde aquel discurso de Perón y del fracaso de la campaña contra los “agiostistas”. Las pecheras de los militantes kirchneristas dedicados a controlar los precios ya no se ven y el programa “Precios Cuidados”, lanzado por el ex Secretario de Comercio Guillermo Moreno (continuado por su sucesor, Augusto Costa), mostró resultados que distan de ser exitosos, habida cuenta que la inflación real de la Argentina sigue siendo una de las más altas del mundo y que sus listados han tenido recargo en ciertos productos que superan incluso el índice oficial de aumentos de precios.

Sin tomar en cuenta los escasos resultados obtenidos en 1952 tras la campaña iniciada por Perón contra las subas de precios apelando a la vigilancia de los afiliados, la legisladora del Frente para la Victoria propone regresar en el tiempo para volver al castigo. Otra vez, fracasada la persuasión, se pide aplicar la mano dura contra el comercio. El alambre de fardo siempre está a mano para unir propuestas que, pese a estar separadas por 62 años de diferencia, se asemejan en mucho por las circunstancias en las que fueron formuladas. 

En Twitter: @EliminandoV