viernes, 28 de noviembre de 2014

Tecnópolis: Los insólitos contratos de la Universidad Nacional de La Matanza

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

Tecnópolis sigue siendo un lugar plagado de sorpresas, incluso luego de haber cerrado sus puertas el 2 de noviembre pasado luego de recibir a 4.7 millones de visitantes. Y la clausura de evento no significa de ninguna manera que terminen los negocios que se tejen dentro de la muestra de ciencia más grande de la región.

Contratación Directa de la UNLM por parte del Min. de Planificación
Una parte importante de esas transacciones tienen por protagonista a la Universidad Nacional de La Matanza (UNLM). Ya desde el inicio de Tecnópolis (y con mayor frecuencia a medida que se avanza hacia el presente), las casas de estudios del conurbano bonaerense sirvieron para triangular contratos opulentos entre organismos nacionales y empresas. Se trata de una maniobra legal que permite derivar gastos millonarios a instituciones universitarias que, por tener autarquía, no están obligadas a presentar los detalles de cada contrato o los criterios de selección de beneficiarios, como sí lo deben hacer las oficinas estatales.

Es el caso de algunos de los acuerdos firmados entre la UNLM y el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Por ejemplo, ambos organismos firmaron un contrato por un monto total de 25 millones de pesos. Según el documento, se le encargó a la UNLM “proveer el diseño y ejecución del proyecto visual, comunicacional y estético de los espacios ocupados por los organismos vinculados al citado ministerio, en el marco de la feria Tecnópolis 2014”. Claro que la UNLM tiene escasa o nula experiencia para encarar esas tareas, por lo que se ve obligada a tercerizar los contratos a favor de empresas que una y otra vez aparecen trabajando en Tecnópolis.
Las promotoras de Nucleoeléctrica Argentina SA

Este contrato firmado con el ministerio a cargo de Julio De Vido, surge de la Contratación Directa con Universidades Nacionales N° 10/2014, y cuyo expediente es el S01:0121085/2014, tiene una duración de 6 meses, y corre desde fines de junio de este año y hasta fines de diciembre del 2014. Es decir, ese acuerdo -al igual que algunos otros más realizados por la Universidad de la Matanza- aún está en marcha, pese a que la feria llevaría un mes cerrada cuando el convenio aun esté vigente.

¿Qué espacios son los que debió diseñar la UNLM? De acuerdo con documentos a los que accedió en exclusiva (Eliminando Variables), los stands armados por la UNLM fueron los de Telecomunicaciones, Mundo Minplan, Atucha 1 y 2, Aguas Argentinas, Vialidad Nacional, Yacyretá, el Centro Cultural Néstor Kirchner, Más Escuelas con Inclusión Digital, CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), La Torre (mirador), Emprendedurismo y Yacimiento Carbonífero Río Turbio.

Existen otros ejemplos donde la UNLM recibe contratos millonarios de De Vido. El caso de la comunicación corporativa del Correo Argentino, a cargo de la UNLM y por un monto de más de 6 millones de pesos.

3 empleados de limpieza por más de 2.2 millones de pesos
Además, surge otro dato llamativo: A comienzos de año, mediante el Concurso Público 01/2014 (expediente 454/14), la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) había llamado a licitación el servicio de diseño e instalación de un stand en Tecnópolis, a la que a fines de mayo del 2014 –sin motivo aparente- se la dejó sin efecto. La CNEA, vale la pena aclarar, estuvo presente en la feria. Y la única compañía gubernamental relacionada con Planificación que quedó fuera del ámbito de la Universidad de La Matanza fue Nucleoeléctrica Argentina SA (NASA), quien licitó el armado del stand, la producción de la atracción principal de ese stand, y un ampliación de ese stand de NASA SA,  con las empresas Loft Ten SRL y Expobaires SA, por $4.818.462 y $2.329.250, IVA incluido, respectivamente. De igual forma, Nucleoeléctrica Argentina SA contrató un servicio de promotoras para ese stand por $1.145.451 (IVA incluido). Para realizar las tareas, y bajo trámite de excepción con expediente N° 24916, Nucleoeléctrica contrató a Sabrina Alejandra Díaz, quien es titular de Next Promociones, empresa que no figura como proveedora estatal ni presentó documentos pertinentes, según el sitio de Proveedores del Estado (SIPRO).

La Limpieza y Seguridad, con contratos de urgencia

Pero el monto de los negocios y el uso de la UNLM no es el único problema dentro de Tecnópolis. Existen otros contratos que parecieran desafiar la lógica y la ideología de quienes lo firman.

Tomemos el ejemplo de dos contrataciones directas “por urgencia” tanto para la limpieza, como para la seguridad de los stands que había diseñado en el predio de Villa Martelli.  

Adjudicación a Almami SRL
La Contratación Directa Por Urgencia 43/2014, expediente 964/14, relacionado con el “servicio de limpieza para stand Tecnópolis”, la UNLM contrató a la firma Almami SRL hasta por la suma de $2.227.500 por el lapso de 3 meses, según la orden de compra 170/14 de esa casa de estudios. Si se tiene en cuenta que el contrato corrió desde el mismo día que fue licitado, es decir, el 17 de septiembre del 2014, el acuerdo con Almami SRL durará hasta el 17 de diciembre de este año. Si en cambio se pone como referencia la fecha de publicación de la orden de compra en el Boletín Oficial, con fecha el 23 de octubre del 2014, el contrato se extenderá hasta fines de enero del 2015.En cualquiera de los casos, se ha decidido invertir una fortuna en un período en que la mayor parte del tiempo la feria permanecerá cerrada, hecho que ocurrió el 2 de noviembre pasado.

Ahora bien, ¿Cuáles son las tareas de Almami SRL en los stands del ministerio de Planificación? Según los pliegos a los que accedió (Eliminando Variables), se contrata a “3 operarios, en jornales de 12 horas, de miércoles a domingos y feriados” (SIC), y que deberán utilizar una lustradora, una aspiradora, una escalera de 5 peldaños, 1 bordeadora y 1 carro para elementos con artículos de limpieza en general, “uniformados y debidamente identificados”, para la limpieza de esos stands.

Prestemos atención al detalle del requerimiento de tres operarios para trabajar medio día en lugar de solicitar tres para que cumplan las jornadas de ocho horas que  el ex presidente Hipólito Yrigoyen estableció en 1929  y otro ex presidente Juan D. Perón tomó como bandera desde 1943 para defender los derechos laborales de los argentinos. Lo mismo sucede con el descanso del fin de semana y los feriados no laborables.

Contratación de la Cooperativa de seguridad Solucionar Ltda.
No pareciera ser importante tal detalle en el contrato que firma la UNLM y el ministerio de De Vido y menos aún que el dinero público sea destinado a pagar servicios  incluso cuando la  feria está cerrada y sus instalaciones ya no son recorridas por millones de visitantes.

Al analizar con mayor detalle el contrato con Almani SRL surgen otras cuestiones curiosas. Según la cotización de $2.227.500 aprobada por la contratante, cada uno de los trabajadores de limpieza de esa empresa tiene un costo de $8.250 por cada una de los 90 días de contrato, se trabaje o no. Lo que significa que por mes, cada operario tendría un costo de $247.500. Expresado en términos sencillos de entender, cada uno de ellos cuesta más tres veces el salario mensual  recibe la presidente Cristina Fernández de Kirchner, establecido en $79.005,92  con todos los aportes e impuestos incluidos.

Semejantes sueldos seguramente convierten a las personas que limpian los stands en un objetivo indudable de la delincuencia promovida por los medios hegemónicos. Es la única forma de comprender el siguiente contrato por servicios de seguridad.

Sucede que la Universidad de La Matanza se hizo cargo además de la contratación de la seguridad del predio de Tecnópolis. El mismo se realizó también mediante una Contratación Directa Por Urgencia, esta vez la 44/2014 (expediente 902/14), también por tres meses de duración. A diferencia de lo que sucedió con el millonario  costo del “servicio de limpieza”, esta vez se contrataron a un total de 31 agentes de seguridad privada que debía realizar sus tareas las 24 horas, divididos en 19 personas en horario diurno y 12 en horario nocturno.

Quien obtuvo el contrato fue la Cooperativa de Trabajo Solucionar Limitada, empresa que sólo custodiando los stands del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, había gastado 12.144.000 desde la inauguración de Tecnópolis en el 2011 hasta marzo de este año, según había revelado en otra investigación (Eliminando Variables) a comienzos del 2014.

La Cooperativa de Trabajo Solucionar Ltda accedió a un nuevo contrato por 90 días con la Universidad de La Matanza, con opción a prórroga, por $2.611.440 . De forma similar a lo que ocurrió con el contrato anterior, el mismo fue otorgado el 22 de septiembre de este año y duraría, si se toma como fecha de inicio el día de apertura, hasta el 22 de diciembre del 2014.

Se trata de un trabajo de vigilancia que en su tramo final demandará de custodios para un predio vacío, en donde compartirán su soledad con los empleados que limpiarán stands que nadie recorre, todo ello gracias a contratos que pocos pueden ver. Es un milagro que difícilmente la ciencia y le técnica puedan explicar. Sólo es posible en Tecnópolis, un mundo por descubrir.

En Twitter: @EliminandoV

jueves, 13 de noviembre de 2014

Correos, que entra La Cámpora (2da parte)

Por el staff de Eliminando Variables y PlazadeMayo.com*

Pese a que los correos del mundo tienden a sistematizar y tercerizar sus actividades para ganar en eficiencia, el Correo Argentino ha hecho todo lo contrario. Desde que está bajo la órbita del Estado Nacional, su planta de personal creció exponencialmente hasta llegar a los 17 mil empleados. Sin embargo, esta cifra no es definitiva. Según documentos a los que accedieron los autores de este informe, desde el desembarco de La Cámpora en el Correo en el 2012 y hasta la fecha, se gastaron $623 millones en contratación de personal eventual adicional, una categoría que los excluye de los beneficios de estabilidad laboral y prestaciones que gozan los empleados de planta.

Lugalu SA, la empresa del filósofo empresario Páez Canosa
Detrás de estas contrataciones se encuentran cuatro empresas: Bayton SA, Suministra SRL, SEA Servicios Empresarios Argentinos SA y Temporaria SA, quienes desde hace varios años proveen de personal al Correo. Bayton SA, una de las principales proveedoras del organismo, tiene también como cliente a INDRA, la empresa responsable desde hace más de una década del proceso de conteo electoral en la Argentina.

No existen documentos públicos que permitan saber con exactitud la cantidad de empleados eventuales que trabajan en el Correo. Desde la empresa informan, por ejemplo, que Bayton recibió 385 millones de pesos desde el 2010 hasta octubre del 2014. “Los negocios de personal eventual se renuevan año tras año. Habría que preguntarle a los muchachos del sindicato, que son tan puntillosos con algunas cosas, qué tareas están haciendo estas personas y, fundamentalmente, saber para qué las contratan”, indicó un trabajador de la empresa. No es un dato menor que Carlos Rossi, anteriormente secretario general adjunto del gremio telepostal Foecop, dejó su cargo en el sindicato para ser nombrado Vicepresidente Segundo cuando la empresa pasó a ser estatal.

El Correo mantiene jugosos contratos con empresas sin ningún tipo de antecedentes en su rubro. Es el caso de Lugalu SA, que fue elegida en julio de 2013, un año después de su constitución, para atender problemas informáticos en la “mesa de entradas”. La firma dirigida por Rodrigo Páez Canosa y por el español Diego Pérez cobró 62 millones de pesos por sus servicios y todo indica que el Correo pagará mucho más ya que faltando un año para terminar el contrato, la empresa gastó el 90 por ciento del dinero.

Páez Canosa, uno de los socios de Lugalu, se desempeña como docente en la facultad de Filosofía de la Universidad de Buenos Aires y formó parte del Instituto Nacional de la Administración Pública de la Jefatura de Gabinete, además de figurar en el cuerpo de investigadores del Conicet. Su extenso currículum no hace mención alguna de su millonaria actividad comercial con el estado. El filósofo empresario es monotributista categoría E -con un máximo de 144 mil pesos de ingresos brutos- bajo actividad denominada “n.c.p”, que incluye desempeños en el rubro de la astrología y espiritismo, entre otros.

Desde que el gobierno decidió instalar al centro de culto Néstor Kirchner en el histórico Palacio de Correos, el trabajo operativo debió mudarse a varios edificios. En el área metropolitana existen sedes administrativas y depósitos en Retiro, Barracas y en la localidad de Monte Grande. En otros casos, la empresa debió alquilar depósitos en Benavidez, en Pablo Podestá y hasta en Ezeiza.

Cuando Claudio Tristán, un amigo de Amado Boudou, asumió la presidencia del Correo comenzó el raid de mudanzas. Las oficinas principales, la administración y el sector comercial se trasladaron a un edificio en Barracas, que hasta ese entonces funcionaba como sede de los servicios electorales que presta la compañía. Lo mismo ocurrió con otro sector de la empresa que antes ocupaba varios pisos alquilados en el edificio Columbus, en la calle Paseo Colón al 700. En su momento se anunció que la situación era temporaria mientras se licitaba un nuevo “edificio corporativo” para el Correo.  También, que se buscaba reducir gastos, aunque ninguna de las promesas fue cumplida y la sede de los carteros sigue funcionando en el antiguo edificio electoral.

I-Flow SA; Guarda los archivos del CENSO 2010
Detrás de estos traslados hubo un caso de millonarios sobreprecios con el INDEC por un servicio que el Correo nunca prestó.

Sobreprecios al INDEC

El 07 de diciembre del 2012, Alejandro González Arias, Gerente de Negocios Logísticos del Correo Argentino, le envió una comunicación oficial a Gustavo Varela, el Director General de Administración y Operaciones del INDEC, recordándole que el 31 de diciembre de ese año vencía “el plazo previsto para la guarda del material censal e insumos”, y solicitando al INDEC que informara el nuevo destino del material.

En la misma comunicación, González Arias informaba que el costo adicional de resguardo ascendía a $587 mil por mes y se estipularon seis meses más de depósito. Sin embargo, quien guardaba el material censal del año 2010 no era el Correo Argentino –tal como se sugería en los contratos- sino un proveedor tercerizado, llamado I-Flow SA. 

Esta empresa cobró $1.75 millones por sus servicios. Es decir, solo la mitad de lo que facturó el Correo al INDEC por ese periodo. ¿Dónde quedó la millonaria diferencia?
 
Un jugoso contrato con la Universidad de La Matanza

Las universidades nacionales alineadas al kirchnerismo fueron utilizadas para tercerizar gastos millonarios, como la construcción de instalaciones en Tecnópolis o el pago de acciones de propaganda por parte de artistas oficialistas, en más de una oportunidad. En este caso, la Universidad de La Matanza (UNLAM) logró un cuantioso contrato con el Correo para elaborar un diagnóstico estratégico de comunicación.
Parte del plan de RR.PP elaborado por la UNLAM

El Gerente de Relaciones Institucionales Eduardo Barone fue quien solicitó estos servicios en octubre del 2012 para realizar un plan de reposicionamiento de imagen institucional de la empresa.

Al llamado a licitación se presentaron la UNLAM, la Universidad Nacional de Quilmes y la de San Martín. La compulsa fue ganada por la primera que presentó el presupuesto más bajo por 1.32 millones de pesos.
Ninguna de las empresas privadas con dedicación exclusiva y experta en el tema que trabajan desde hace décadas en la Argentina, fueron convocadas. Se trató de una competencia entre universidades que no acreditan experiencia en el rubro.
 
¿En qué consiste la comunicación corporativa solicitada a la Universidad Nacional de La Matanza? Entre otros puntos, gestión en Facebook y en Twitter, contacto telefónico con periodistas radiales y televisivos, confección de mailing, entre otros.

El contrato con la UNLAM se prorrogó hasta este año y ya se desembolsaron más de 6 millones de pesos en comunicación corporativa. Fuentes del mercado de las relaciones públicas informaron que no existe en la Argentina ningún cliente privado que pague semejante cantidad. Un cliente privado de primer nivel puede pagar entre 70 y 100 mil pesos, mientras que el Correo asignó un promedio de 280 mil pesos mensuales a dichas tareas.

Las autoridades del Correo Argentino han logrado convertir a la empresa en la cuenta más tentadora dentro del mercado de las relaciones públicas de la Argentina. Fue una apuesta riesgosa y en cierto modo exitosa, habida cuenta de la habilidad que han mostrado para mantener fuera de los medios la situación interna de la empresa y los negocios que se realizan con los fondos que manejan. 
 
(Continuará)
 
En Twitter: @EliminandoV
*EnTwitter: @PdeMcom

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Correos, que entra La Cámpora (1ra Parte)

Por el staff de Eliminando Variables y PlazadeMayo.com*

La tecnología informática y el correo electrónico redujeron enormemente la tarea de los correos tradicionales, que quedaron acotados al envío de paquetes, el transporte de ciertas mercaderías y el envío de facturas de tarjetas de crédito o servicios y documentación legal, como los telegramas y las cartas documento. Al mismo tiempo, la competencia creció con el arribo  al mercado una importante cantidad de empresas de “couriers”.

Último presupuesto disponible del Correo Argentino
La disminución de los recursos humanos, por otro lado, pasó a ser el denominador común en el sector postal argentino. La mayoría de estas compañías se adaptó a los nuevos tiempos, contratando personal temporal sólo cuando se la necesitaba. Esta lógica se dio en casi todos los competidores, con excepción del Correo Oficial de la República Argentina SA, la empresa estatizada cuyo actual presidente es Claudio Tristán.

En el momento de la privatización, el Correo funcionaba con una dotación de alrededor de 9 mil empleados. Hoy, de acuerdo con fuentes del mismo correo, esa cifra trepa a los 17 mil. En ese lapso echaron a los directivos que tenían cercanía con la gestión del Grupo Macri. En la actualidad, los trabajadores desconocen las tareas que hace tanta gente contratada en un organismo al que definen como una verdadera caja negra, donde los negocios personales y absurdos están a la orden del día.

El presupuesto actual del Correo Argentino es un misterio. Desde hace  al menos dos años que se desconocen los números finos de este organismo, hoy en manos de militantes La Cámpora. Los últimos datos reales de fueron publicados en el 2012, cuando se afirmaba que el Correo tenía un presupuesto de  $3.460 millones y unos 16 mil empleados. En enero de este año, sin embargo, se publicó –quizá por error- una nueva partida adicional para el desconocido presupuesto del Correo 2013, que totalizaba los $278 millones.

Desde el año 2004, el Correo Argentino está en manos del Estado, en un formato de sociedad anónima. Tras haber pasado por las manos del Grupo Macri, hoy el 99 por ciento de las acciones pertenecen al Ministerio de Planificación y sólo el 1 por ciento restante al Ministerio de Economía. Internamente definen la situación del Correo como una guerra entre K: los amigos de Boudou y las tropas de Máximo, que compiten por el poder, pero son aliados al momento de facturar.

Cantidad de empleados del Correo Argentino en el 2012
El gran negocio actual interno del Correo Argentino son las denominadas “finisheras”. El “finishing” es el proceso de impresión, ensobrado/empaquetado y distribución de -por ejemplo-  resumen de tarjetas de crédito, impuestos, planes de automóviles, antenas de TV Digital, Notebooks del programa Conectar Igualdad, planes de seguridad social, documentos y pasaportes, entre otros. Lo llamativo de este proceso es que no requiere mano de obra del Correo, sino que está tercerizado.

Existe finishing “manual” y “automatizado”, pero el más utilizado es el manual.  Trabajadores imprimen y ensobran para luego ser distribuidos a los denominados Centros de Distribución Domiciliarios. A cargo de esta distribución está Ersa Urbano SA, perteneciente a la familia correntina Romero. El Grupo Ersa, de hecho, reemplazó hace varios años a la empresa del Grupo Macri “Logística de Avanzada”, quedándonse prácticamente con gran parte de la distribución del correo oficial en la Argentina.

Por ejemplo, en el año 2013 y sólo por distribución, ERSA URBANO le facturó al Correo Argentino la suma de 518.3 millones de pesos, mientras en lo que va del 2014, la cifra ya alcanza los $510 millones. Ambas cifras, no tienen IVA incluido.

Quizá otro ejemplo interesante sea el de otra finishera llamada OP24 SRL. Al frente de esta empresa se encuentra la joven emprendedora Luciana Rodríguez, hoy con 21 años, sin ningún antecedente en el rubro.  El contrato inicial a fines del 2011 (y por un año) era de $36.6 millones. Sin embargo, y tras diferentes extensiones de contrato, a junio del 2014 la empresa llevaba facturados $91.9 millones.

El caso Tochineki

En el 2011, el publicista K Jorge Héctor “Topo” Devoto y el dirigente Luis Fernando “Chino” Navarro fundaron Tochineki SA,  una empresa, cuyo nombre surge a partir de las dos primeras letras de los apodos de los socios y las dos primeras letras tanto del nombre como del apellido del ex presidente Néstor Kirchner. Sin embargo, la sociedad duró sólo 40 días, ya que en marzo de ese año, cambiaron el directorio asumiendo Rodolfo Atilio Pereyra como presidente y Héctor Fuente Buena como director.
Esta productora había sido concebida con el fin de recopilar material para la realización de una película sobre la vida y el legado de Néstor Kirchner. 
El apoderado del Correo Argentino, Enrique Rubén Mangiantini y el apoderado de Tochineki SA, Rodolfo Atilio Pereyra, firmaron un acuerdo el 27 de noviembre del 2011, y por duración de un año, para que el Correo Argentino, mediante el uso de 3 camiones (dos de hasta 12 toneladas, y uno de hasta 7.5 toneladas, hicieran la muestra itinerante “Néstor para Todos” en todo el país.

Inicialmente, el contrato correría desde el 1 de diciembre del 2011 hasta el 30 de noviembre del 2012, realizando 15 muestras y un total de  46.669 kilómetros dentro de la Argentina. El costo de este despliegue era para el Correo de $1.401.505,97 + IVA ($1.695.822 finales).
¿Qué lograba el correo por este dinero?. Básicamente la inclusión del isologotipo en todas las actividades realizadas por Tochineki SA con esta muestra destinada a promover la figura del líder fundador de la línea interna peronista hoy en el gobierno.

Factura 126 emitida por Tochineki SA
Sin embargo, Tochineki SA le cobró más al correo. Según la factura 126, emitida el 19 de junio del 2013, por la publicidad en el estreno de la película “NK, el Documental”, de Paula de Luque, realizado el 22 de noviembre del 2012 en el Luna Park, a días de terminar el contrato anual, la empresa del Chino Navarro y el Topo Rodríguez  le facturó adicionalmente $532.194,42.
También en la factura 127, emitida el mismo de 19 de junio del 2013, Tochineki SA , cobró por  un auspicio en las muestra Néstor para Todos realizadas tanto en la provincia de Tucumán, como en el Centro Cultural Haroldo Conti (ex Esma), $384.767,16.

En uno de los documentos, además, existe un gasto adicional entre mayo del 2011 y mayo del 2012: “Canje 100 por ciento publicidad” a un valor de 994 mil pesos más IVA ($1.202.740 finales)
Es decir, el gasto en el 2012 del Correo con Tochineki SA alcanzó los $3.815.523.38.
Ahora bien. El acuerdo se renovó en el 2013. ¿El costo? $3.256.876,98, que corría desde el 28 de febrero del 2012 hasta el 31 de diciembre del 2013. Según los mismos documentos, se realizarían 18 muestras itinerantes durante el año pasado utilizando 2 camiones del Correo (1 de 12.5 toneladas y otro de 7.5 toneladas). A cambio, el isologo del Correo podría verse en la muestra.
Por lo tanto, desde mayo del 2011 hasta diciembre del 2013,  el Correo gastó $7.072.400,36 por la Muestra "Néstor para Todos".
Tochineki SA recibió, por todo el negocio alrededor de Néstor Kirchner, al menos $13.36 millones.
(Continuará)
En Twitter: @EliminandoV
* En Twitter: @PdeMcom