martes, 30 de septiembre de 2014

Sileoni adquiere 2.5 millones de libros y 750 mil peliculas en DVD vía contrataciones directas

Por José M. Stella

Desde hace un tiempo se debate sobre la calidad de la educación pública argentina y si el gasto destinado al área – el mayor en muchas décadas – está siendo bien direccionado. Al resultado negativo de las pruebas PISA, que mostraron un marcado retroceso en el promedio del rendimiento de los alumnos argentinos, y a las críticas por falta de insumos básicos en los principales centros educativos, se le suma ahora un nuevo capítulo: Más de un centenar de contrataciones directas, con el fin de comprar 2.5 millones de libros y 750 mil películas destinadas a los alumnos de escuelas públicas.

Contratación directa 127-2014 de Editorial Colihue SRL
En rigor, este tipo de compras no son nuevas. Durante el 2012 y el 2013, el Ministerio de Educación, adquirió también vía contrataciones directas, millones de libros a editoriales como parte del plan “La Biblioteca en el Aula”, cuyo fin es repartir  obras literarias de forma gratuita en las escuelas públicas de la Argentina.

Entre el 16 y 29 de septiembre del 2014, desde el ministerio a cargo de Alberto Sileoni, se adjudicaron 169 contrataciones directas (una de las cuales no posee número identificatorio), a 18 editoriales y sociedades de hecho por un total de $78.577.468. La cifra total que cotizaron las empresas originalmente fue de $157.1 millones; pero el ministerio logró un descuento del 50 por ciento sobre el precio en cada una de las contrataciones.

Los 2.490.000 libros adquiridos pertenecen a diversos autores y presenta temáticas variadas, que van desde clásicos como Las aventuras de Huckleberry Finn” o “El Corsario Negro”, hasta títulos menos conocidos como “Cenicienta…es una mugrienta”, “Barbanegra y los buñuelos” o “El hombre sin cabeza”.

Entre las empresas beneficiadas por las contrataciones directas, según un relevamiento realizado por (Eliminando Variables), se destacan Ediciones SM SA (350.800 libros por $10.308.636); Iamique SA (163.600 libros por $8.341.613);  Kapelusz Editora SA (304.900 libros por $8.320.494); Fondo Cultura Económica SA (310.800 libros por $6.660.060): Ediciones Colihue SRL (144 mil libros por $6.576.453); AZ Editora SA (164.300 libros por $5.277.967); V&R Editoras (123.100 libros por $4.773.775) y Ediciones del Sol (153.100 libros por $4.513.977), entre otras.

Las contrataciones

El denominado "Régimen  de Contrataciones del Estado" le permite a la cartera dirigida por Alberto Sileoni comprar obras a discreción de acuerdo a los apartados 2 y 3 del Art. 25 que regula tales adquisiciones.

Contratación directa 119-2014 de Editorial Del Sol SRL
Pero al analizar las cientos de contrataciones realizadas, surgen algunos datos curiosos. Editorial Colihue SRL ( contratación 127/2014, expediente N° 1384/14), empresa que pertenece al integrante de Carta Abierta, Aurelio Benito Narvaja, figura entre los beneficiarios principales de la compra con un total de $ 6.576.453 y la empresa Ediciones del Sol SRL,  que es atribuida al hijo de Narvaja, recibió contratos por otros $4.513.977 (contratación 119/2014, expediente N° 1377/2014).

En el caso de Ediciones del Sol SRL, según la base de datos de contratistas estatales, figura como socio gerente Álvaro Pablo Díaz. Sin embargo, estos datos son antiguos ya que no se actualizan desde el año 2010.

Quizás por influencia de la nueva relación con el Vaticano, otra de las grandes beneficiarias es la Editorial SM SA, un sello vinculado a la comunidad católica que facturó al Ministerio de Educación $ 10.308.636 en títulos para niños y adolescentes. Se trata de un giro importante en los catálogos educativos, teniendo en cuenta que apenas unos años atrás integrantes de la comunidad cristiana denunciaron que el mismo ministerio había distribuido libros para adolescentes con escenas de sexo, violaciones y ataques a la iglesia.

Editorial SM SA seguramente verá con mucho agrado las compras por parte del Ministerio de Educación. El último balance societario presentado en octubre del 2013, según el sitio de proveedores del Estado (SIPRO) y al que accedió (Eliminando Variables), firmado por el contador Alejandro Frechou, muestra que el resultado total del ejercicio había entregado un rojo de casi 2.6 millones de pesos, pese a haber vendido casi 44 millones de pesos.

Por otro lado, resultó llamativa la contratación directa sin número, pero con expediente 1380/14 que se realizó con Ediciones Eclipse SRL para la compra de 106.800 libros por un monto de $3.289.962. El pedido más importante realizado por Educación hacia Ediciones Eclipse SRL fueron los 36.800 ejemplares del libro “Sumamente Hormiga”, que cotizó a un valor $1.062.048. Ese número equivalía al 32 por ciento del pedido total.

Contratación directa sin número de Ediciones Eclipse SRL
Al analizar los precios pagados por el ministerio también surgen algunas sorpresas. Pese a que se aplicó en casi todos los casos un descuento del 50 por ciento sobre el valor del libro, existen precios que parecieran desafiar las matemáticas. Por ejemplo, Ediciones del Sol SRL facturó $46.80 por cada ejemplar del libro “Cada casa, un mundo”, que en la editorial Editorial Colihue SRL, es vendido a $62. Si se considera que los vendedores de Del Sol redujeron el valor a la mitad, significa que el libro original debiera salir $93.60, un 30 por ciento más caro que en la firma con la que comparten la página web. Algo similar sucede con el libro “La nariz”, que Ediciones del Sol ofrece a $45 en su web y de aplicarse un 50 por ciento de descuento debiera costar $22.5 aunque el ministerio prefirió comprarlo por $34.2. En otras editoriales del listado se repite la misma operatoria, aunque no en todas las que figuran allí.

Al analizar las películas que se les ofrecerán a los estudiantes, también aparecen algunas sorpresas. En las cuatro contrataciones directas para comprar 750.000 películas por un valor de $10.955.123 millones de pesos, se contrató directamente los servicios de cuatro proveedores: Tren de Manuel García y María Elisa Caligaris SH; SBP Worldwide SA; Eclectique SA y Gijef SA.

Ahora bien, ¿qué clase de DVD se enviarán a las escuelas secundarias y por qué se eligieron esos títulos en particular?.

No fue posible hallar un documento que explique la necesidad pedagógica que los llevó a contratar la compra de las películas argentinas, finlandesas, japonesas y francesas que figuran en el listado. Considerando que en muchas escuelas del interior no existe electricidad ni sistema de proyección - e incluso faltan pizarrones, bancos o paredes - se deberá esperar la palabra del ministerio para conocer qué aportará a mejorar la situación de un alumno Wichi el conocer la historia de un joven albino en Finlandia  o la trama oscura de un niño voyeur francés a un adolescente del conurbano. 

Años anteriores:  2012 y 2013

Vale destacar que en ninguna de las contrataciones descriptas con anterioridad se mencionaron las compras, también por contrataciones directas, de millones de textos escolares a muchas de las empresas que figuran en este informe.  Tal es el caso, por ejemplo, del artículo realizado por este blog unos meses atrás sobre la adquisición de libros de poesía japonesa y poesías póstumas por $5.2 millones.

Parte de las 90 contrataciones directas realizadas en el 2012
Solamente tomando como referencia las contrataciones directas que figuran en el Boletín Oficial, (que no son todas ya que varias de ellas no aparecen publicadas pese a haber sido licitadas),  en el año 2012 –de acuerdo con un relevamiento de (Eliminando Variables)-se realizaron al menos 90 contrataciones directas de obras literarias por un total de $61.153.487 adjudicadas a 58 editoriales. Aquí se desconoce con exactitud la cantidad de libros solicitados ya que la información sobre cada una de las contrataciones directas resulta demasiado escueta.

En paralelo, el sitio La Política Online había revelado en el 2013 la adjudicación por más de 18 millones de pesos a la editorial de Aurelio Narvaja y por 9 millones de pesos a Ediciones  del Sol SRL.  Sileoni, en una entrevista con Radio Nacional en abril del 2013, informó que el Estado había comprado un total de 54 millones de libros, sin aclarar si eran libros de estudio para alumnos u obras literarias. Incluso, había anticipado que para el 2013 se comprarían un total de 67 millones de libros, tampoco sin dar precisiones al respecto.

Es decir, entre el 2012 y 2013 se adquirieron un total de 121 millones de libros para alumnos, una cifra realmente importante para cualquier sistema educativo mundial. Un dato que contrasta con las declaraciones de estudiantes en programas periodísticos televisivos, varios de los cuales se quejaban de la falta de textos para realizar sus tareas

Queda claro que el sistema de contrataciones directas permite a los funcionarios adquirir obras a granel sin necesidad de someter a los oferentes a una competencia de precios. Lo que no es transparente, es el criterio que se aplicó para comprar los libros que figuran en los documentos en lugar de otros ni el sistema de evaluación de precios que, al menos en las cifras oficiales, hacen que se aplique un 50 por ciento de descuento sobre un precio mayor que el que algunas empresas exhiben en sus páginas web. Son los misterios de la educación argentina, en donde las cifras de los contratos son siempre esclavas de lo que el contratante desea pagar. 

En Twitter: @EliminandoV

25 comentarios:

  1. Garcas repulsivos contrarios a la educación publica. Deberia darles vergüenza pedazo de soretes. Ya no tengo calificativos para ustedes ratas pagas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te noto un poco nervioso, Borromeo. ¿No te salió algún negocio?. Saludos entintados.

      Eliminar
    2. Groso JM! Con razón son de Carta Abierta estos topus

      Eliminar
  2. El instrumento de la contratación directa debería ser excepcional y bajo circunstancias mucho más limitadas. Se presta a chanchullos o negociados como estos, donde los beneficiados son los mismos de siempre. Muy buen artículo. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  3. Cenicienta es una mugrienta. Me voy a acordar de ese título toda mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca habíamos oído de ese libro. Por las dudas no se lo leo a mis hijos para no quedar desautorizado a la hora de mandarlos a bañarse.

      Eliminar
    2. Lástima que no hay ningún texto que se llame la rata Ignacio. Ideal para vos y los tuyos

      Eliminar
    3. Estoy escribiendo un cuento para niños llamado "la rata nacho" y cuenta sobre un roedor periodista que hace salir a las cucarachitas de su cuevita con artículos periodísticos. No tengo nombre para la cucarachita jefa, ¿te jodo si le pongo Borromea?

      Eliminar
    4. Me acabo de largar una carcajada que jodí a toda mi familia. Genial respuesta flaco. G E N I A L.

      Eliminar
  4. Si hasta el 2013 habían repartido 121 millones de libros, dónde mierda están?. Porque en la escuela seguro que no. Ah, ya se. En alguna mesa de saldos de la avenida Corrientes? En Plaza Italia? En Parque Rivadavia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos trabajando en el rastreo de los ejemplares. No es una tarea fácil.

      Eliminar
  5. Escuelas sin paredes, sin luz, una sóla aula. Pero lo importante es hacer negocios con los libros. Como dice un amigo mío, no tenemos destino lamentablemente. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu opinión y no dejes que te gane el pesimismo

      Eliminar
  6. Cada vez me asombra más el choreo que a esta altura es generalizado. Quedará alguna caja sana después de esto? sinceramente lo dudo y creo que el venga tendrá una tarea muy complicada en intentar subsanar tanto robo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esta altura de las circunstancias, pareciera que la visión que tienen algunos funcionarios del estado es la de un montón de cajas apiladas a las cuales hay que tomar por asalto.

      Eliminar
  7. Memoria Nacional y Popular30 de septiembre de 2014, 19:31

    No hay medio cerebro que piense en este blog pedorro repleto de operetas? Cuánta mierda junta...No me extraña, la mierda llama a la mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te nota constipado. Comé un poco de fruta que te va a venir bien.

      Eliminar
    2. Sr. Memoria Nacional y Popular: y si mejor se identifica como Dios manda? no tiene nombre y apellido? es muy fácil ofender desde el anonimato... además no ve las pruebas adelante de sus ojos?

      Eliminar
  8. Hace un tiempo había leído una explicación bizarra de este Narvaja sobre lo pacata que era la sociedad al no aceptar dibujos porno en libro de secundario. Ahora entiendo que les venden al gobierno cualquier porquería. Con más razón entonces digo que es un sinvergüenza esta tipo. Más que progre es un ventajero por acomodo.

    ResponderEliminar
  9. Si queda de saldo, se lo enchufan. Asi de simple.

    ResponderEliminar
  10. Interesante. También hay otras grandes editoriales que se están beneficiando con esto, no hay que olvidarse de eso. El negocio d ela impresión es sin duda uno de los grandes negocios de esta gente. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cucurucho en la frente. Lector medio de este blog

      Eliminar
    2. Coincido cucurucho porq este es un negocio que nadie se quiere perder y debe ser una gran caja. Olvidate que alguien queira investigar algo sobre esto

      Eliminar
  11. A los narc & pop q atacan no se les ocurre otro argumento que decir que es mentira, aún cuando ven los papeles con evidencia. Son como la mujer golpeada por el borracho que encima defienden. Ya van a quedarse leyendo clasificados de remiseros.

    ResponderEliminar