miércoles, 7 de mayo de 2014

Sbatella pide comprar libros de Derecho, ensayos de Verbitsky, poesía y una biografía del Malevo Ferreyra

Por Ignacio Montes de Oca y José M. Stella

Desde el año 2010, José Sbatella, se encuentra al frente de la Unidad de Información Financiera (UIF), encargada de la lucha contra el lavado de divisas en la Argentina. Se trata de una oficina extremadamente importante en momentos en que varios reportes extranjeros señalan que la falta de fiscalización del Estado argentino facilita el lavado de dinero proveniente de actividades ilegales como el contrabando, la corrupción o el narcotráfico.

Libros de escasa relación con la tarea de la UIF
Tras cuatro años, la UIF decidió que sus funcionarios cuenten con una biblioteca básica que sirva como fuente de consulta a la hora de investigar a los sospechosos de mover dinero ilegal. Se trata de una decisión adecuada, aunque pareciera haber sido muy meditada si se tiene en cuenta que Sbatella recibe desde hace años numerosas quejas y críticas por su inacción ante posibles casos emblemáticos de lavado, como fueron las sospechas que involucrarían a los cárteles del narcotráfico mexicanos, a la Fundación Sueños Compartidos o los movimientos de efectivo del empresario Lázaro Báez, entre algunos de los más resonantes.

A través de la contratación directa N° 03/14 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos – Unidad de Información Financiera-, basada en un expediente del 2012 (el S04: 0054627), se autorizó la compra de una serie de títulos de varios autores y disciplinas. El nombre del proveedor será conocido el próximo 13 de mayo a las 13 horas, según anuncia el documento al que accedió (Eliminando Variables).

La revisión de los 59 textos solicitados en este trámite salta de lo obvio a lo llamativo. En los primeros renglones de las “Especificaciones Técnicas” se piden, por ejemplo, un “Diccionario de Términos Económicos, Financieros y Comerciales” elaborado por Enrique Alcaraz y Brian Hughes, varios diccionarios inglés – español de términos jurídicos, bursátiles e inmobiliarios, glosarios de terminología contable y otras obras de Derecho relacionadas con la tarea de esa oficina.

Algunos de los títulos que solicitó Sbatella para el trabajo en la UIF
Pero entre el total de obras requeridas, se cuelan algunos libros que parecieran estar fuera de lugar. El primero de ellos está en el renglón 52. Se trata del libro “Decíamos Ayer: La Prensa Argentina Bajo el Proceso” de Martien Zubieta y Eduardo Blaustein, dedicado a la historia de los medios de comunicación argentinos en tiempos del último gobierno de facto. En el renglón 53, se pide el libro de Horacio Verbitsky “La Mano Izquierda de Dios”, una compra que tendría justificación si Sbatella estuviera interesado en investigar las finanzas de la curia argentina.

Tampoco parece tener mucho sentido el libro “El Sheriff” de Sibila Camps, en donde se relata la vida del "Malevo" Ferreyra. Hasta donde pudo investigar (Eliminando Variables), el "Malevo" no tuvo relación alguna con las grandes líneas de investigación que le preocupan a los especialistas argentinos en lavado de dinero. Lo mismo sucede con “Si me Querés, Queréme Transa”, un excelente libro del periodista Cristian Alarcón que describe la vida íntima de los pequeños traficantes de cocaína en el conurbano bonaerense.

Y si queda alguna duda sobre lo extraño del pedido de la Unidad de Información Financiera, en el renglón 58 se solicita un ejemplar del libro “Detrás del Espejo”, una obra de poesía dirigida por la artista Marta Mutti que fue editada por el sello Dunken. En la página web de Dunken se dice que las páginas del libro de Mutti “…nos hablan de descifrar (sic) la vida. Bella, amarga, tibia, desconcertante. Mirar a los otros, entender, comprendernos…”. Aparentemente, el texto tendría claves para trabajar el tema del lavado de dinero ilegal que sólo los especialistas a cargo de Sbatella comprenden y hacen que ese libro deba ser adquirido con fondos públicos y estar junto a los textos especializados en Derecho. Se puede comprar un ejemplar de “Detrás del Espejo” por $25 en la página de la editorial y al igual que otros textos podría haber sido adquirido con el dinero de la caja chica de la repartición, que debiera contar con ese caudal de pesos.

Carátula de la contratación directa 03/2014 de la UIF
Puede argumentarse que los libros de Verbitsky tienen datos y fuentes de consulta que resultan de innegable utilidad para quienes investigan el lavado de divisas. Pero también es cierto que en el listado no aparecen otras obras importantes cargadas de información documentada y pistas como “Las Bóvedas Suizas del Kirchnerismo” del periodista argentino Juan Gasparini. O “Quién es Lázaro Báez”, de Lucia Salinas; o, incluso, “El Negocio de los Derechos Humanos”, de Luis Gasulla, por citar sólo algunas de las investigaciones periodísticas similares editadas en tiempos recientes.

Quizás, a la hora de hacer el pedido para organizar la biblioteca se haya colado algún gusto personal a causa del cansancio de quien redactó el listado, lo cual resulta comprensible si esa repartición se encuentra trabajando a destajo para analizar la enorme cantidad de reportes de operaciones sospechosas que envían los bancos y otras entidades financieras.

Solo resta preguntarse cómo hicieron los miembros del equipo de Sbatella para trabajar en los pasados cuatro años sin contar con libros básicos como los tratados sobre lavado de divisas, los imprescindibles diccionarios de términos, los textos de jurisprudencia o Derecho comparado y los libros sobre medios, iglesia y poesía, indispensables para evitar que la Argentina se convierta en un paraíso para lavadores de dinero sucio.

En Twitter: @EliminandoV

28 comentarios:

  1. Es una joda total este Sbatella. No se le ocurrió comprar también "Locuras de Isidoro" , por ejemplo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprarte un cerebro nunca se te ocurrio? Estimo que no

      Eliminar
    2. Los cerebros no se compran. Se alquilan o se anulan vía dádivas o propaganda. Deberías saberlo por experiencia personal. Te queremos. Lejos, pero te queremos.

      Eliminar
    3. En tu caso harán una excepción. Consultalo.

      Eliminar
    4. Acabo de consultar, me dicen que no. Gracias.

      Eliminar
  2. Esta nota es pura poesía. Excelente, muchachos. Sana envida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dedíquense a otra cosa. Esto no es para ustedes se lo vengo diciendo hace meses.

      Eliminar
    2. Ya te escuchamos abuelo!!!!! comete la ensalda rusa y andá a dormir antes que empiecen a tirar los cohetes.

      Eliminar
  3. La pregunta es qué carajo tiene que ver el Malevo Ferreyra con la tarea de la UIF? O el libro de poesía. O la historia de la prensa en los 70. Todo disparatado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA hipótesis es que hay tal ambiente de joda, que hacen los pedidos de los libros que quieren tener dentro de un pedido de textos para la repartición. O que lo hacen de provocadores nomás.

      Eliminar
    2. Hola, Ignacio. Soy Sibila Camps. No conozco ni me comuniqué nunca con Sbatella. Mi libro "El sheriff. Vida y leyenda del Malevo Ferreyra", publicado a fines de 2009, es una especie de historia de Tucumán de los últimos 70 años, a través de la biografía de Ferreyra. Es un libro de investigación periodística sumamente documentado, y bastante voluminoso. Calculo que lo que ha de haberle interesado a Sbatella, son los capítulos donde mostré el crecimiento y los negocios ilegales del clan de los Ale, ahora bien denominados "mafia de los Ale", en especial de Angel "El Mono" y su hermano Rubén "La Chancha" Ale. Los Ale formaron parte importante del mapa delictivo de los tiempos de Ferreyra; pero siguieron creciendo a tal punto, que ahora la Justicia Federal los procesó --a ellos, y a otros integrantes de la banda-- por lavado de dinero y otros delitos. "La Chancha" Ale está con prisión preventiva --hospitalaria--, al igual que su ex pareja, María Jesús Rivero, y que otros miembros de la banda. Aclaro que el libro, de conseguirse, debería ser por MercadoLibre, y que yo no percibiría un centavo de derechos de autor, ya que hace más de dos años, la editorial liquidó el sobrante como saldo.

      Eliminar
    3. Sibila: nombramos tu libro porque aparece en el listado del documento oficial sin hacer ningún juicio de valor. Sin embargo, en lo personal, tengo que decirte que disfruté mucho de la lectura de tu libro. Creo que es cierto que tiene muchos datos que podrían servir para investigar al clan Alé, pero también que por peso económico y capacidad de corromper las estructuras políticas, existen unos cuantos que debieran ser investigados con mayor prioridad. También nos llama la atención que se pidan libros fuera de catálogo que se consiguen en librerías o compra online. No lo entendemos. Sabemos que sos una colega muy talentosa y honesta, pedimos disculpas si en algún momento lo que escribimos pudo llegar a causarte algún tipo de incomodidad.

      Eliminar
  4. Sbatella, Sbatella....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que va a tener que contratar a alguien para que le lave la imagen

      Eliminar
  5. Qué tiene de malo que arme una biblioteca burros? Un funcionario estornuda y ustedes lo acusan. Dan asco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capitan Escarlata7 de mayo de 2014, 9:31

      Genio mundial: me encantaria que me expliques que relacion hay entre el trabajo de la UIF y un libro de poesias. O bien entre la biografia del Malevo Ferreyra y el lavado de activos

      Eliminar
  6. Nada nuevo con esto. Qué más se puede esperar de esta clase de mamarrachos? Hizo algo en su vida Sbatella?

    ResponderEliminar
  7. Memoria Nacional y Popular7 de mayo de 2014, 10:27

    Opereta clásica de Montes de Humo y Estrellita. Campeones mundiales del verso y la mala leche. Asco dan gusanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apurate y pedí el libro de Sydney Shelldon que te falta!!!! quizás lleguen a meterlo dentro del pedido.

      Eliminar
  8. Es en serio esto????? no puedo creerlo todavia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los documentos son oficiales, asi que si, es cierto

      Eliminar
  9. Por favor basta de estos inoperantes!!!!. No pueden convocar al menos a alguien que sepa lo minimo e indispensable de la tarea a desempeñar? Parece que no (O es negocio no hacerlo). Muy buen articulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias CONI. Parece que la mayoría prefiere votar esta clase de funcionarios.

      Eliminar
  10. Periodismo de Google. Bien mala leche lo que hacen ustedes

    ResponderEliminar