miércoles, 23 de julio de 2014

Los uniformes para los soldados argentinos: Un negocio chino de casi 16 millones de dólares

Por Ignacio Montes de Oca y José M. Stella
El 12 de diciembre de 2013 se firmó un contrato entre el estado argentino y la firma estatal china Norinco (China North Industries Corporation)  para proveer de uniformes y correajes a los soldados argentinos. Se trata de un millonario  convenio por US$ 15.803.580 que comenzará a implementarse en estos días.

Contrato y precio rubricado por Defensa con Norinco 
La cifra, de hecho, no se sabe si es correcta. Sucede que los US$ 15.803.580 dólares, a valor colocado de mercadería en el puerto de Buenos Aires (CIF),  y en donde se incluyen los costos, los seguros y el flete, es el número que figura en “la parte argentina del contrato”. Este número es sustancialmente diferente –como se verá- al que figura en “la parte china del contrato”, en su anexo de exportación, en donde específicamente figuran US$ 15.035.060, también CIF. Es decir, hay un diferencial de US$ 768.520 entre ambos documentos que, en los hechos, tendrían que coincidir.
Pero no sólo el precio difiere en los contratos argentinos y chinos, firmados desde el lado local por el secretario de Ciencia y Tecnología del ministerio de Defensa, Santiago Juan Rodríguez. También hay discrepancias en los productos adquiridos.
Tal como había informado el matutino La Nación en el mes de enero, entre otros elementos, se adquirieron 139.210 uniformes a repartirse entre las tres fuerzas, es decir que servirán para vestir a soldados, marinos y aviadores con el mismo traje. También se compraron correajes y mochilas para equipar a cerca de 50.000 efectivos, una cifra similar a la tropa entrenada y en servicio que puede movilizar  actualmente la Argentina.

Contrato de exportación chino
El esquema de camuflaje descripto en el contrato implica que, en cuanto termine de llegar el cargamento de uniformes chinos, todos los soldados tendrán el mismo camuflaje chino, que quizás no tenga nada que ver con los colores y tramas del desierto patagónico, de los montes selváticos misioneros, el verde furioso de las pampas, los colores de las faldas andinas o la paleta de sepias de las zonas costeras.

Ya en los años 90 el Ejército contrató la compra de uniformes chinos. Se los dejó de usar cuando descubrieron que las costuras se deshacían, literalmente, tras algunos meses de uso y los habituales lavados.


Contradicciones y anomalías
Al analizar las más de 600 páginas del contrato firmado por funcionarios chinos y argentinos, es posible encontrar serias contradicciones y anomalías.
Por ejemplo, se habla de adquirir a Norinco un total de 54.600 calzoncillos, 40.000 remeras y 219.000 pares de medias, contradiciendo las políticas de compre nacional que constituyeron la columna vertebral del modelo económico de  la década kirchnerista. Sin duda, por tratarse de prendas de escasa complejidad, bien podrían haberse encargado a empresas nacionales o a alguna de las miles de cooperativas que dan servicios al estado nacional.
Carátula del acuerdo entre Defensa y Norinco

Además, existe una cuestión de precios. Cada par de medias será abonado 2.29 dólares norteamericanos. De acuerdo a consultas realizadas por (Eliminando Variables), comprar las mismas medias en el portal de ventas online chino AlíExpress, el mismo producto es vendido a 10 dólares por el paquete de 10 piezas, en decir a un dólar por unidad.

En otra parte del contrato (foja 478), los burócratas chinos describen los colores de las prendas usando la denominación “marrón nutria”. En la página siguiente, los inspectores militares argentinos le informan que no existe  tal color en las fuerzas y el asunto se pierde en la intrascendencia de la falta de respuesta a la observación.
En donde no se hace una observación es en la composición de las telas usadas para los uniformes. Por lo general, explican los especialistas consultados, se  utilizan telas con tecnología Gore Tex desarrolladas para mantener la temperatura del cuerpo en condiciones extremas y disminuir la visibilidad de los soldados en entornos donde se usan visores nocturnos infrarrojos. Los uniformes chinos que vestirán los soldados argentinos se harán con tecnología “Rip Stop” pensado para garantizar la durabilidad de las telas y con una protección térmica más adecuada para deportistas que para hombres combatiendo en una batalla real.

Dibujo de las remeras adquiridas a Norinco
Sin embargo, la mayor irregularidad está en la letra misma del contrato. Se sabe que las negociaciones internacionales entre países de diferente lenguaje, se sellan con la firma de contratos escritos en idiomas diferentes. En este caso, se cerró con la rúbrica de un contrato en castellano e inglés.

Pero en el caso de la venta de uniformes y correajes chinos a la Argentina, se descubre que la traducción reserva una sorpresa bastante impresionante. En el folio 1100 que corresponde a la versión en castellano, se describen los elementos adquiridos y se enumeran camisolas, pantalones, casquetes, fundas de casco, medias, trajes de protección climática y telas. Obsérvese que nada se dice de los correajes, botas, mochilas y porta cargadores que luego se describen con lujo de detalles en el contrato. El total de los materiales son valuados en 15.803.580 dólares descriptos en el contrato.

A fojas 1487 se observa un permiso de exportación a nombre de China Xinxing Import and Export Corporation en la que se describe el material a enviar a la Argentina. Allí, desaparecen los uniformes y son reemplazados por 68.000 boinas, 109.200 remeras de manga corta, ,126.430 botas de combate y algunos miles de kits de correajes tácticos por un valor de 15.035.064 dólares.

Es decir, que de algún modo misterioso los chinos afirman que han vendido algo y los argentinos dicen que han comprado otra cosa, y a precios diferentes. Considerando que los contratos deben ser traducidos de manera fiel para ser válidos, es previsible que en algún momento un auditor militar o civil ponga la lupa sobre este contrato que empezó a ser negociado en la gestión del ministro Arturo Puricelli y fue rubricado en la administración del ministro Agustín Rossi.
Alguno de los dos deberá explicar cómo funciona el milagro chino, que hace que en el camino entre uno y otro país, las boinas se convierten en uniformes o que las medias se materialicen de la nada y se vuelvan tres veces más caras por el solo hecho de haber sido compradas por funcionarios que actúan en nombre del estado argentino.

En Twitter: @EliminandoV

lunes, 21 de julio de 2014

Carne para todos y todas a bordo

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

En 2014 el consumo anual de carne promedio de un argentino es de unos 53 kg anuales. Esto significa  un kilo semanal por cada habitante. Pero existe un territorio argentino en donde el consumo cárnico podría alcanzar hasta 1 Kg diario. Sucederá en el territorio soberano de la Fragata Libertad, la nave que recibirá un inmenso cargamento enviado por un frigorífico perteneciente a un empresario ultrakirchnerista apodado “el padrino”.

Detalles de la adjudicación de la Lic. Privada 05-2014
Se trata de una de las maniobras más extrañas e inexplicables que hace la Armada Argentina para abastecer a una de sus naves en el extranjero. En pocas palabras, se trata de exportar 9.127 kilos de carne al noreste de Brasil, a más de 630 mil pesos, con el único propósito de cargar las bodegas de la fragata que, solo 30 días después, atracará en Puerto Madryn en donde podría abastecerse sin necesidad de hacer una operación tan compleja.

Esa solución hubiera hecho innecesaria la maniobra de carga de un camión frigorífico con la carne, para luego recorrer 4.800 kilómetros hasta Salvador de Bahía o 2.600 kilómetros hasta Río de Janeiro, los puertos señalados en la licitación,  en donde podrían encontrarse con la Libertad. Estos destinos, de hecho, se encuentran a distancias del doble o hasta el triple que las que existen con Puerto Madryn.

Los viajes de la fragata
El periplo de entrenamiento de los jóvenes guardiamarinas se dividió en dos etapas: la primera, para la promoción 142 (68 alumnos), que no pudo hacerlo en 2013 por la detención del navío en Ghana a raíz del embargo por parte de los fondos buitre. La segunda, para la promoción 143, egresados en 2014. Esta promoción cuenta con 77 alumnos que embarcaron el 21 de junio pasado en el puerto de Veracruz, en México.

Los viajes de la Fragata Libertad durante el 2014
En rigor, el viaje total de la Fragata se inició en Itajai, en Brasil, a comienzos de febrero, como parte de un evento conocido como “Velas Latinoamérica 2014”. En esta parte, hicieron puerto en Uruguay, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, República Dominicana y México. Desde el 24 de junio y hasta el 1 de noviembre, en el viaje de regreso, la embarcación escuela desembarcó y tocará puertos en Cuba, Haití, Venezuela, Surinam, Brasil, Chile y Uruguay.
La licitación privada 05/2014, el Frigorífico Penta SA y Don Corleone
En abril de este año se realizó la licitación privada 05/14, con expediente DIOB VB9 4/14, de la Dirección de Obtención de la Armada.  Se trató de un acto administrativo mediante el cual se invitó a una única empresa, al Frigorífico Penta SA, a competir consigo misma para proveer de carne a la Armada Argentina.
En esos momentos la Fragata Libertad se encontraba en  el puerto chileno de Valparaíso, desarrollando  parte de la primera de las dos etapas de su viaje en el 2014.
Carátula de la licitación 05-2014
El 9 de abril del 2014 se hizo la apertura de la licitación. Por supuesto, el único oferente que se presentó fue designado ganador. Penta facturó por la compra y envío de las 9.1 toneladas de carne en $632.030,28. Es decir, 77.265 dólares (a valor dólar oficial de 8.18), impuestos incluidos.
El Frigorífico Penta SA, de acuerdo a sus papeles societarios, pertenece al empresario Juan Carlos Delaney. No obstante, según lo publicado por el diario Clarín a fines de septiembre del 2013, el kirchnerista Ricardo Bruzzese, se sumó a Penta debido a los problemas financieros y reclamos de AFIP y ARBA que tenía el frigorífico. Penta maneja el 15 por ciento del movimiento en el mercado de Liniers y factura unos 900 millones de pesos anuales.
Detalles de documentos pidiendo carne
Bruzzeze, de 43 años, es experto en sipalki y  tae kwon do, y lo apodan “el padrino”. Es, además, dueño de las carnicerías “El Padrino de Don Corleone”, ahora denominadas La Kriolla. Se hizo conocido años atrás tras sacarse una foto con la presidente Cristina Fernández de Kirhcner en su “visita” a un camión que oficiaba de carnicería frente a la Casa de Gobierno. Esta idea de Bruzzese, muy vinculado con Guillermo Moreno, fue el lanzamiento del fallido programa “Carne para Todos”, que ofrecía carne barata, de dudosa procedencia y calidad. Es que, precisamente, los dos camiones del programa, ploteados con propaganda oficialista, pertenecían a Bruzzeze.
A mediados del 2013 Bruzzese pretendió adquirir un frigorífico llamado Yaguané, en el cual estuvieron al frente,  según un artículo de Pagina12  tanto el ex menemista Mera Figueroa  como Alberto Samid, este  último acusado de ser responsable de la quiebra. No obstante, en el 2010, los miembros de la cooperativa de 457 empleados que se hizo responsable de Yaguané (Coo. Tra Fi.Ya  en los 90, acusaban a Moreno y a otros cooperativisas de inventarle una deuda millonaria con la AFIP, ONCCA y el INAES. A comienzos del 2013, Yaguané comenzó a funcionar de nuevo de la mano de inversores y 170 cooperativistas
Bruzzese, según otro artículo publicado en junio  desembarcó en Penta con el fin de solucionar problemas sindicales, pero los embargos judiciales y juicios laborales complicaron la operatoria del frigorífico que absorbe el 15 por ciento de la hacienda de Liniers y tiene una facturación de unos 900 millones de pesos.
Por lo tanto, al existir riesgos judiciales y financieros, se desconoce si los envíos de carne a Brasil para abastecer a la fragata se podrán realizar en agosto o septiembre (dependiendo si el puerto es Salvador o Río de Janeiro), ya que la licitación se realizó en el mes de abril de este año. Actualmente, según declaró el amigo de Moreno, hay 1.200 puestos de trabajo en peligro.
Detalles de la licitación
Los 9.127 kilos de carne exportada por Frigorífico Penta SA para abastecer en Brasil a la Fragata LIbertad, incluía y costaba (medido al mes de abril): 1.200 kilos de bife angosto congelado (a $83.5 el kilo); 500 kilos de bife de chorizo congelado (a $83.5 el kilo); 950 kilos de bola de lomo congelada (a $53.55 el kilo); 500 kilos de colita de cuadril congelada (a $78.25 el kilo); 322 kilos de carnaza cuadrada congelada (a 59.10 el kilo); 500 kilos de cuadril congelado (a $62.3 el kilo); 500 kilos de lomo congelado (a $92.25 el kilo); 500 kilos de matambre congelado (a $79.9 el kilo); 1000 kilos de nalga congelada (a $61.20 el kilo);  500 kilos de bife congelado (a $83.8 el kilo); 600 kilos de peceto congelado (a $76 el kilo); 400 kilos de picada común congelada (a $38.20 el kilo); 400 kilos de roast beef congelado (a $43.9 el kilo); 500 kilos de tapa de asado congelada (a $ 48.4 el kilo) y 800 kilos de vacío congelado (a $72.6 el kilo).
Bruzzese operaría su carnicería Carnes.ar junto a las del director del Mercado Central, Alberto Samid. Lo curioso es que allí se ofrecen precios muy inferiores a los de la licitación de la Armada.

Corte
Precio por kg para la Fragata
Precio por kg en Mercado Central
Bife angosto
$83,5
$35
Bola de lomo
$53.55
$45
Cuadril
$62,3
$48
Bife de chorizo
$83,5
$53
Matambre
$79,9
$46
Lomo
$92,95
$70
Roast Beef
$43,9
$39

Los precios minoristas que cualquier ciudadano podía conseguir para estos productos, medidos a abril,  eran mucho menores que la cifra pasada por Penta para abastecer a la Fragata, impuestos y traslado incluido. Incluso, según pudo averiguar (Eliminando Variables), los costos de eventuales compra en Brasil resultaban inferiores al costo final pasado por el frigorífico. Al respecto, pareciera ser que no hubo descuentos por volumen de carne exportada.
Considerando los 300 tripulantes de la nave y los treinta días de navegación, si se decide consumir toda la carne equivaldría a comer un kilo de carne por persona a bordo. Solo para hacerse una idea de lo que significa esa cantidad, un bife de chorizo pesa entre 350 y 400 gramos. Si hay vegetarianos o veganos entre los marineros, el promedio sube.
Todavía quedan algunas semanas antes que los camiones de Penta salgan con destino a Brasil. Se está a tiempo para sondear la posibilidad de mandar a algunos de los empleados de la embajada y de los consulados argentinos en Brasil a averiguar si es posible obtener buenos precios mayoristas en los frigoríficos locales. Se puede discutir la cuestión de la calidad y el sabor de la carne, pero nunca la necesidad de hacer un esfuerzo por ahorrarse semejante movida logística para llevar carne a miles de kilómetros de distancia. Más aún, luego de comprobar que los precios a pagar por la Armada ameritan mandar a un par de funcionarios al carajo, el punto más alto de la nave desde donde pueden otear el horizonte en busca de mejores negocios para el Estado.

En Twitter: @EliminandoV

martes, 15 de julio de 2014

La inflación y el relato: En lo que va del año la propaganda oficialista se incrementó en más de 500 millones de pesos

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

Son tiempos difíciles para el kirchnerismo. No sólo debe hacer frente a los fondos buitre, la inflación, el riesgo de un default, el derrumbe de la actividad económica y de los precios de las materias primas que exporta sino que, además, debe lidiar con un gabinete nacional atravesado por tensiones, internas y procesamientos judiciales.

Incremento en gastos de propaganda oficial (Junio del 2014)
Como sucedió en otros momentos de crisis, el gobierno kirchnerista decidió buscar una solución en la propaganda oficial. Por eso el gasto adicional presupuestario en comunicación gubernamental se incrementó, en siete meses del 2014, un total de 501 millones de pesos, de acuerdo con un relevamiento realizado por (Eliminando Variables), basado en documentos oficiales.

La suba en los costos se destacó en particular durante los dos últimos meses, en concordancia con el Mundial de fútbol de Brasil. El rubro publicidad, propaganda y difusión de actos de Gobierno, en el lapso junio-julio del 2014, alcanzó un total de $310.000.000, es decir, casi unos 38 millones de dólares a valor dólar oficial.

En paralelo, las empresas de comunicación del Gobierno (RTA SE –Canal 7, Radio Nacional-. Telam SE, Educar SE, entre otras), desde comienzos de año, requirieron del tesoro nacional 154 millones de pesos extras, o 19 millones de dólares a valor oficial. El rubro Fútbol para Todos (FPT), por último, se llevó 37 millones de pesos adicionales al ya abultado presupuesto con el que cuenta.

Más gastos en propaganda oficial (Julio del 2014)
Esta cifra no tiene en cuenta el gasto que hicieron organismos estatales o controlados por el estado como YPF y el Anses. Estas entidades regaron la pauta mundialista con avisos progubernamentales memorables, como la pieza protagonizada por el actor ultraliberal Carlos A. Dománico, cariñosamente recordado como el “abuelo Quique”.

¿Cuál era el presupuesto original de los medios estatales de comunicación?.

La distribución de recursos del Presupuesto 2014 realizada por el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, mostraba a comienzos de enero de este año que el Gobierno había dispuesto que todo su arsenal de medios comience con un gasto inicial de $3.911.302.640. La cifra era un 21.2 por ciento superior respecto a lo asignado por Juan Manuel Abal Medina, ex jefe de Gabinete, a comienzos del 2013.

Los $3.911 millones surgían de sumar los gastos asignados al Programa Fútbol para Todos (y su hermano menor Automovilismo para Todos), a la Secretaría de Comunicación Pública (Publicidad y propaganda), a Radio y Televisión Argentina SE (TV Pública, Radio Nacional y RAE), las señales pertenecientes a Educar SE (Paka Paka, DeporTV, Encuentro y sitios de Internet), la Radio y Televisión de la Universidad Nacional de Córdoba, la Radio de la Universidad Nacional del Litoral, Telam SE y el INCAA. Todos los medios y programas citados incluyen casi exclusivamente en sus contenidos una constante prédica oficialista y contratan casi exclusivamente a los artistas que confiesan públicamente su afinidad con el partido de gobierno.

Incremento en gasto en medios oficiales (Junio del 2014)
La administración de Cristina Kirchenr ya había destinado $1.410.026.837 para el FPT, cifra que equivalía originalmente al 25.6 por ciento de todo el presupuesto de la Jefatura de Gabinete para el 2014. Sumada la cifra nueva, el gasto actual del FPT totaliza $1.437.026.837.

En el caso de la Secretaría de Comunicación Pública, cuyo titular es Alfredo Scoccimarro –que también es el responsable del FPT-, este año tuvo a disposición inicialmente $952.734.803. Si se le suman los nuevos gastos, el costo de propaganda oficialista para los primeros siete meses del 2014, trepa a $1.262.734.803.

Es previsible que de continuar la cadena de eventos negativos, el gasto en propaganda se vuelva más y más prioritario. Y si la escalada inflacionaria no es conjurada, habrá motivos adicionales para desviar más fondos a sostener el relato. Pareciera que ganar la pulseada de la comunicación se ha convertido en el objetivo urgente cuando las ideas para cerrar otros frentes parecieran haberse acabado.

En Twitter: @EliminandoV

jueves, 3 de julio de 2014

El relato ninja: Cómo gastar 5.2 millones de pesos en libros de literatura japonesa y poesías póstumas

Por Ignacio Montes de Oca y José M. Stella*

Es sabido que la cultura japonesa influenció exageradamente en nuestras costumbres cotidianas, nuestras recetas e incluso en nuestro idioma. Es fácil hallar rastros de la disciplina de los ninjas en el arte de trenzar chinchulines, los giros idiomáticos del lunfardo inspirado en los “haiku”, y sin olvidar, por supuesto, la cercana relación entre los métodos para elaborar el sushi y el modo de preparar el asado con cuero o el choripán.

Carátula de la contratación directa 40-2013
No menos importante es la influencia del poeta judío rumano Paul Celan, cuyos versos seguramente inspiraron a  grandes de la literatura local como Cortázar, Borges, Sábato e, incluso, a Fontanarrosa y Quino.

Al menos, esta fuerte impronta de lo japonés y la obra de Celan es lo que explica el desembolso de $5.200.560 que realizó el Ministerio de Educación para comprar 12.000 ejemplares de “Autores Varios Poesías Clásicas Japonesas” y un número similar para “Los Poemas Póstumos” de Paul Celan. Los 24.000 libros se pidieron para ser entregados a “escuelas secundarias e institutos de formación docente” en donde se descuenta que se necesitan tales títulos.

Detalles de la contratación directa 40-2013
La contratación directa benefició a la empresa Promoción Exportación y Marketing Proeme SL SRL (Proeme), una compañía que ya logró numerosos contratos con el gobierno nacional, la administración porteña, universidades e incluso con el Consejo de la Magistratura.

El trámite de contratación directa lleva el número 40/2014 y se fundamenta en el expediente 1737/14 de mayo de 2014. No hay otros oferentes que Proeme y se especifica que los ejemplares se deben confeccionar en talleres locales.

Las compras de libros a Proeme y otras editoriales

El negocio con Proeme por parte del Ministerio de Educación de la Nación, a cargo de Alberto Sileoni, no fue el único durante el 2014. Otras editoriales también fueron beneficiadas. De hecho, las compras de libros a editoriales mediante contrataciones directas habían sido reveladas a comienzos de abril del 2013 por el sitio La Política Online. Allí se informaba que la editorial Colihue, propiedad del miembro de Carta Abierta Aurelio Benito Ramón Narvaja, había recibido unos 18.3 millones para la adquisición de libros. LPO, además, revelaba que Ediciones del Sol, que estaría vinculada con el hijo de Narvaja, también habría sido beneficiada con unos 9 millones de pesos en compras.

Cotización de Proeme para la contratación directa 40-2013
En abril del 2013, en una entrevista con Radio Nacional, Sileoni justificó la adquisición de 54 millones de libros para el 2012 y de 67 millones de libros para el 2013, afirmando que los procesos de adjudicación eran “absolutamente intachables porque eran un ejercicio de federalismo”.

En rigor, según se informó en el 2013, el negocio total por las compras de libros treparía a unos 400 millones de pesos. En el 2014, una de las beneficiarias de esas contrataciones directas fue la empresa Proeme SRL, cuyo fin será entregar los libros sobre la poesía de Celan y la literatura nipona.
La última actualización en la base de datos de proveedores del Estado (SIPRO) de la sociedad comercial Proeme SRL corresponde a octubre del 2010, es decir, casi cuatro años atrás. En esos documentos, de hecho, la empresa española presentó un balance del año 2009, firmado por el contador Juan Carlos Chaker, en donde afirma que el total de ventas de ese año había sido de $3.713.811,93. Desde entonces, el portal no ha publicado nuevas ediciones con los datos actualizados de esa empresa.
Entre los principales clientes del 2009, Proeme referencia al Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires (con ventas por $6.483), Cúspide Libros SA y Grupo ILHSA SA, estos dos últimos, clientes privados que -de acuerdo con la última declaración jurada que figura en el SIPRO-, facturaron en conjunto $197.450.
Proeme SRL en la Argentina
La empresa, en esa declaración jurada presentada al Estado, afirmaba que  el “administrador” de la compañía es el español Juan María Mateos Villega. De hecho, la editorial no modificó sus integrantes en el directorio desde su arribo a la Argentina en 1999, y la fecha de finalización del mandato de Mateos Villega es “indefinida”. A su vez, la representante legal en el país, de acuerdo con esos papeles, era María Antonieta Dellaere.
Según documentos a los que accedió (Eliminando Variables), Mateos Villega fue presidente de la sede central de Promoción Exportación y Marketing Editorial Proeme SL en España hasta el 15 de marzo del 2012, cuando cesó en sus funciones. Según el perfil público de María Antonieta Dellaere en la red social Linkedin,  fue directora de Proeme SL, en la Argentina, hasta mayo del 2012. Actualmente el presidente de esa compañía en España es Alejandro Sierra Benayas.
Proeme posee dirección en la calle Rodríguez Peña 744, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la misma que tiene la Librería Guadalquivir.
Preguntas para un maestro
Dado que el documento de la última contratación referida a libros de literatura japonesa y poemas de Celan no especifica el valor unitario de cada ejemplar, debe suponerse que los 5.2 millones de pesos arrojan un precio individual de $216 por cada libro, el mismo que tiene un ejemplar nuevo del poeta alemán en los portales de venta online argentinos y bastante menor que el que sale un texto de literatura japonesa. Expresado en otros términos, de nada valió hacer un pedido al por mayor ya que la bonificación no alcanzó para lograr una ventaja significativa en favor de las arcas del estado.
Un libro similar sobre literatura japonesa puede comprarse en México a 14 euros, equivalente a $155 argentinos, tal como puede verificarse aquí . Para el caso del libro de Celan, el costo minorista en la misma plaza es de 25 euros o $277 pesos argentinos, mayor que el logrado por Proeme.
No menos llamativa es la ausencia dentro del catálogo de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares de títulos como la poesía quechua de Tawantisushu, las historias guaraníes recopiladas por León Codogan o libros de autores provenientes de pueblos originarios con los cuales Celan y los poetas japoneses puedan compartir los anaqueles.
Sea cual fuera el criterio seguido por los funcionarios para destinar casi media decena de millones de pesos a la compra de tantos ejemplares de estas dos obras, es complicado saber qué tipo de razonamiento les hizo llegar a la conclusión que se trataba de títulos que ameritaban realizar una contratación directa y por un monto de 641.000 dólares o su equivalente, en euros, de 454.000. A todas luces resulta extraña como la imagen de Juan Moreira enfrentando a sus enemigos con una katana o las idea de encontrar el influjo de la tradición húngara de Celan en los relatos de compadritos escritos por Borges.
La respuesta a este enigma la tiene, sin duda alguna, el Maestro Sileoni-San. 

 *Colaboró con este artículo, Andrés Ballesteros (@gilmourde9)
En Twitter: @EliminandoV

martes, 3 de junio de 2014

Milani no da ni un paso atrás: Planifica otra larga campaña de eventos y cenas lujosas

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

El presente del teniente general César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani no es del todo auspicioso. A causa de las críticas, debió dar de baja a un fastuoso evento para celebrar el Día del Ejército, luego que (Eliminando Variables) diera a conocer el costo y las características del festejo que estaba organizando. Días más tarde, el fiscal Jorge Di Lello pidió investigar las versiones que indicaban que el general preferido de Cristina Fernández de Kirchner se paseaba por las calles de la localidad bonaerense de San Isidro a bordo de un auto Porsche, que no figuraba en sus declaraciones juradas.

Como si además de su fama de bon vivant no fuera suficiente, la causa por su participación en la desaparición del conscripto Ledo intenta ser desactivada, aún sin éxito, pese a las maniobras de los operadores judiciales del Gobierno. Como dato llamativo, desde el propio oficialismo incrementan las críticas contra la presencia de Milani al frente del Ejército.

Carátula de la licitación pública 05/2014
Ahora, surgen nuevos elementos para pensar que el general está obstinado en convertir al Ejército Argentino en un bastión de resistencia contra los recortes en gastos y las políticas de austeridad. (Eliminado Variables) accedió en exclusiva a una licitación en donde se revela que el titular del Ejército licitó y adjudicó durante todo el 2014 otros catorce  eventos de similares características a los festejos frustrados para la Semana de Mayo militar.

En esta oportunidad, Milani no sólo optó por la privacidad de los cuarteles sino que decidió ampliar el radio de sus recepciones a hoteles cinco estrellas, salones de tango de primer nivel y restaurantes de la más alta categoría en la zona de Puerto Madero y San Telmo, en donde se pagarán hasta casi 1.250 pesos por comensal, y se servirá -por ejemplo- caviar negro y caviar rojo.

Los datos surgen de la licitación pública 05/2014, expediente Z014-00576, titulada “Adquisición de Servicios de Ceremonial para el Cuartel General”. La totalidad de los eventos, de hecho, no tienen una fecha específica de realización, y en los pliegos de cada una se indica que podrán ser solicitados “con 96 horas de anticipación”, hasta el 19 de diciembre del 2014.

Los “servicios de ceremonial”, a realizarse durante este año, fueron distribuidos entre 4 proveedores, a los que se pagará un total de $1.197.350. La firma Pola 1281 SRL fue la más beneficiada al adjudicársele siete eventos por $877 mil.

Datos de la millonaria licitación en festejos de Milani
Los productos contratados para el 2014, según la documentación, tuvieron dictamen de aprobación el 23 de abril pasado, e involucra a un total de 2.559 invitados. Sin embargo, de ese cifra, sólo 409 serán los invitados de honor a siete eventos hiper-exclusivos que el teniente general Milani prepara en restaurantes “de nivel internacional”, como así también a los dos shows de cena- tango y en el banquete que se preparará en el Hotel Sheraton.

La gira gastronómica empieza en los cuarteles

La licitación pública 05/2014 solicita, en 14 renglones, diversos servicios de catering a realizarse durante el transcurso del 2014, tanto en el SUM del Regimiento 1 Patricios, en el barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires, como “en lugares y fecha a determinar por requerimiento del Estado Mayor General del Ejército”. También incluye, como se informó, celebraciones en costosos restaurantes de la ciudad y en hoteles de primera línea.

El caviar rojo y negro de las fiestas de Milani

El renglón 1, que no especifica el lugar ni fecha de realización, consiste en un asado para 250 comensales. La firma Pola 1281 SRL cotizó 440 pesos el cubierto, totalizando un gasto por $110.000.

El renglón 2, a realizarse en el Salón VIP del Regimiento 1 Patricios y también con fecha a determinar, será otro asado, pero esta vez para 280 personas. Para servir cortes de carnes seleccionadas, chorizos y morcillas, se solicita “cristalería tipo Hotel Alvear igual o superior calidad”, “vajilla de porcelana Verbano igual o superior calidad”, “cubiertos Silverplate de igual o superior calidad”, mozos y maitres vestidos de etiqueta, centros de mesas con “rosas de exportación”, astromelias, gerberas y follajería al tono. Además, exige un DJ. Uno de los platos principales de esta cena, adjudicada también a la firma Pola 1281 SRL, será cordero patagónico, “costillar y vacío Hereford” y “lechón imperial”.  El costo por cubierto será de 490 pesos, totalizando un gasto por $137.200.

Los renglones 3 y 4, según documentos relevados por este blog, serán dos lunch para 1.000 personas, en lugar y fecha a definirse. La firma Pola 1281 SRL cotizó por estos dos eventos un total de $350.000, a un costo de $350 por persona.


Más contrataciones para festejos en el Ejército
El renglón 5 fue adjudicado a la firma Roberto Antonio Costa a un valor de $570 pesos por cada una de las 280 personas que participarán, totalizando un negocio de $136.800. La cena se realizará en fecha a determinar en el denominado “salón Belgrano” del Regimiento de Infanteria 1 Patricios, y probablemente sea una de las cenas más “gourmet” de las planificadas por Milani. En la misma, se servirán cornets de filo con mouse de salmón, crema de eneldo y limas, terrinas de pavo con hongos, ensaladas de berenjena, tajine de cordero marroquí en larga cocción, y peras especiadas con crema helada y salsa de malbec. Entre los vinos solicitados se encuentra “Terrazas de los Andes”, en la variedad Cabernet Sauvignon, que en el sitio Mercado Libre tiene un costo de 170 pesos por botella. Para esta cena también se solicita la cristalería línea tipo Alvear de igual o superior calidad, como así también cubiertos Silverplate o porcelana línea Verbano.

Aquí también se exige al proveedor “rosas de exportación” en los centros de mesa y vestimenta de etiqueta para el personal de servicio. Es importante recalcar que se insiste en que no se adornen las mesas con cualquier flor, deberán ser rosas; y no pueden ser rosas comunes, es importante en términos estratégicos que se trate de rosas de exportación, como bien sabe cualquier especialista en asuntos castrenses y geoestratégicos.

El renglón 6 especifica una cena también en el “salón Belgrano”, pero para 320 personas. La comida, sin fecha, costará un total de $156.800, a un costo de $490 por comensal. La reunión apenas consistirá de una entrada de langostinos, una suprema de pollo con salsa de mostaza y de postre un “capricho de chocolate con helado de sambayón y salsa de dulce de leche”. La firma Pola 1281 SRL resultó adjudicada.

El renglón 7, también ganado por Pola 1281 SRL, consiste en un asado criollo, sin lugar de realización determinado,  aunque restringido a sólo 60 comensales en una fecha futura. El costo por persona será de 410 pesos, alcanzando el negocio los $24.600.

El Sheraton y Puerto Madero también se vestirán de verdeoliva

Decididos a rivalizar con cualquier empresa organizadora de eventos, los tácticos del Ejército argentino programaron al menos 7 eventos con la mejor comida, show y placeres disponibles en el mercado. El destinatario de tanto esfuerzo serán los 409 invitados de lujo, que acompañarán a la plana mayor de esta fuerza militar en una gira sibarita.

Por ejemplo, para el renglón 8 se solicitó cotización para la realización de un almuerzo en un “restaurant de nivel internacional, ubicado en la zona de Puerto Madero”. Quien ganó esta licitación fue la firma Natalia Elizabeth Romeo, quien por la presencia de 96 personas cotizó un total de $49.920, a un costo individual de $520 por invitado. Cada uno de ellos gozará de una selección de 6 tipos de ensaladas distintas, 7 platos principales y 3 variedades de postres.

Para el renglón 9, se solicitó la cotización de una “cena show vip con espectáculo de Tango, tipo “Señor Tango o superior””, para 80 personas. Quien accedió a esta renglón fue nuevamente la firma Pola 1281 SRL, empresa que cotizó la modesta suma de $1.230 por invitado (la más elevada de toda la licitación), en un negocio de $98.400. La comida consistirá en hasta dos entradas, tres platos principales, 3 opciones de pastas y un postre.

El renglón 10 consistirá en un almuerzo en “restaurante de nivel internacional, en el Hotel Sheraton”, en donde participarán 45 invitados. Quien obtuvo este negocio fue Natalia Elizabeth Romeo, quien cotizó $580 por comensal, alcanzando la comida $26.100.

Detalles de la licitación pública 05/2014
En el renglón 11, Milani decidió cotizar un evento para 70 personas en un “restaurante de nivel internacional ubicado en la zona de San Telmo”. Quien ganó la compulsa fue Eventos Corporativos SA, quien cotizó $36.400 por el evento, es decir, $520 por cada uno de los presentes.

El renglón 12 también fue adjudicado a Eventos Corporativos SA, y consistía en un almuerzo en un restaurante de Puerto Madero “tipo La Parolaccia” para 60 comensales. La cena, típica de un restaurante, costará 526 pesos por cada uno de los invitados, alcanzando los $31.560.

Nótese a esta altura de la descripción, que el tipo de establecimiento es, aparentemente, seria descripto de tal manera que sólo pueda ser cubierto por un tipo de oferente en particular. Esto equivaldría a anunciar que el costo será abonado por una “institución pública tipo Ejército Argentino” como si existiesen tres o cuatro posibles opciones.

Al igual que sucede con el número 9, el renglón 13 consistía en una cena show “ejecutiva” en un espectáculo tipo “Señor Tango o superior”. Es la única cena en la que no se pidió cotizar vino, y al ganadora fue la firma Natalia Elizabeth Romeo, quien por cada uno de los 22 comensales decidió pasar $915, alcanzando la velada una cifra de $20.130. En cuanto a precio individual, esta fue la segunda cena más cara. ES difícil deducir en los documentos porqué el vino no fue tenido en cuenta.

La última comilona, dispuesta en el renglón 14 según los documentos a los que accedió (Eliminando Variables), consiste en una “cena en restaurante de nivel internacional”, también en la zona de Puerto Madero. Nuevamente, Eventos Corporativos SA fue la ganadora, pasando 540 pesos por cada uno de los 36 invitados, alcanzando un total de 19.440 pesos.

Una ambulancia para el postre

Este tipo de celebraciones se da en un contexto de restricciones presupuestarias en los materiales que utiliza la tropa de rangos inferiores. Contrasta fuertemente, por ejemplo, con los padecimientos presupuestarios de algunas guarniciones del Ejército. Tal es el caso del Colegio Militar de la Nación, que tiene su ambulancia fundida (según la licitación 12/2014, expediente MK14-0057/5). En esa repartición militar, y frente a la urgencia, un comité evaluador trató a algunos de los proveedores que se presentaron a cotizar de ofertar “precios viles o no serios”. Mientras que el principal instituto de estudios militares argentino se quedaba sin ambulancia, el alto mando destinaba millones de pesos en fastuosas celebraciones y cenas, en lugar de adquirir una nueva unidad para enfrentar una emergencia médica que pudiera afectar a los cadetes de su colegio.

El general Milani resistió hasta ahora todos los cuestionamientos gracias al decidido apoyo que recibe de la presidente Cristina Kirchner y de parte de algunas de las figuras públicas más cercanas a la Casa Rosada, como Hebe de Bonafini y de los jóvenes de La Cámpora.

Esa fortaleza lo hace avanzar en su plan por dejar una impronta personal a su paso por la jefatura del Ejército Argentino y, quizá,  proyectarse a una carrera política propia que no pareciera estar ajena a la cantidad de eventos que programan sus estrategas. Mientras eso sucede, sus invitados disfrutarán de su generosa hospitalidad y recordarán siempre la férrea voluntad del general a la hora de no reparar en gastos cuando se trata de disfrutar los placeres que ofrece el presupuesto estatal.

En Twitter: @EliminandoV

martes, 27 de mayo de 2014

El perro Simón hace lobbying: Tandanor reparó 105 caniles a la Policía por casi 13.5 millones de pesos

Por José M. Stella e Ignacio Montes de Oca

Convenio entre la Policía Federal y Tandanor por caniles
Luego del incendio a bordo del rompehielos Almirante Irizar el 10 de abril de 2007, el gobierno nacional viene prometiendo desde marzo de 2009 que el buque será reparado en el astillero Talleres Navales Dársena Norte Sociedad Anónima (Tandanor), nacionalizado el 30 de marzo de 2007 por el entonces presidente Néstor Kirchner. No sólo se fue dilatando el regreso del Irizar al mar, sino que ahora el astillero destina parte de su fuerza de trabajo para crear hogares de lujo para los perros de la Policía Federal.

De acuerdo con documentos a los que accedió en exclusiva (Eliminando Variables), en octubre del 2013 Tandanor y  la Policía Federal Argentina firmaron un convenio, ratificado por la contratación directa 21/2013 (sin expediente),  para “el mantenimiento y reparación de 105 caniles”, por la millonaria cifra de $13.362.552,72, o bien US$ 1.653.781, según la cotización del dólar oficial el lunes 26 de mayo del 2014.  

Esos 13.36 millones de pesos equivalen a los que reciben 53 beneficiarios del plan Procrear en el segmento de ingresos mensuales de hasta $6.000, a los que se les da un crédito individual por $ 250.000 para construir su hogar. En promedio, cada una de esas viviendas de aloja a unas 5 personas, por lo que resulta sencillo concluir que lo que se gastó en reparar los caniles es lo mismo que se prestó para que se edifiquen casas para que vivan 265 personas. No se sabe cuántos perros vivirán en los 105 caniles reparados por Tandanor, pero en este caso el gasto por metro cuadrado que el Estado invierte en sus perros supera sin dudas  al que destina a los individuos de los sectores populares.

Los caniles

Según deriva del contrato, cada canil tuvo un costo de “refacción y readecuación” de $127.262, o 15.750 dólares al valor dólar oficial de $8.08.

Detalles del convenio entre la PFA y Tandanor
El contrato, que fue rubricado tanto por el presidente de Tandanor, Mario Nallib Fadel, como por el responsable de la Policía Federal, el comisario general Román Argentino Di Santo, especificaba  que la superficie  total a reparar era de 1.360 m2, es decir, un promedio de 12.95 metros cuadrados por cada canil. Por lo tanto se deduce que el valor de metro cuadrado reparado era de $10.024, o 1.240 dólares oficiales.

De acuerdo a la Cámara Argentina de la Construcción, en la ciudad de Buenos Aires se necesitan unos $8.288 para construir cada metro cuadrado de vivienda. Al cambio oficial, equivale a unos 1.149 dólares. Ese costo es inferior al que demanda el contrato de reparación entre Tandanor y la policía, con el agravante que se trata de un acuerdo entre instituciones del Estado, lo cual debiera abaratar los valores finales por tratarse de entes que no tienen el lucro empresarial como objetivo.

Si  se quiere calcular de otro modo el precio de los caniles, puede tomarse su costo por metro cuadrado y llegar a la asombrosa conclusión que esa cifra es la que se necesita para comprar una superficie construida equivalente en los barrios porteños de Flores o Villa Lugano.

Más detalles del convenio entre PFA y Tandanor
¿En qué consisten estas verdaderas jaulas de oro para los perros adiestrados de la Policía?. Pues bien, los muros debían  ser de hormigón armado fabricados con moldes mano portables, de “una calidad de materiales que asegure el estado de servicio de la construcción prácticamente sin mantenimiento edilicio posterior, una resistencia estructural de valores muy superiores a los necesarios para soportar las solicitaciones de servicio, fallas de terreno o exposición al medioambiente”.

En las especificaciones particulares, a las que accedió (Eliminando Variables) exigían que cada unidad de 12.95 metros tengo una platea semi elástica de hormigón armada, de 15 cm de espesor, con una estructura también con tabiques de hormigón armado con vigas metálicas reticuladas. Los cerramientos también debían ser de hormigón armado, con “toda la herrería necesaria para cumplir con los requerimientos de seguridad y cierre de cada canil”.

La cubierta de cada canil debía ser de chapa zincada de onda sinusoidal, vinculada por medio de vigas “C”, y que no debía aislar térmicamente. Es decir, paredes de cemento reforzado y techo de chapa. Cada jaula, además, debía tener “instalación de desagües cloacales y pluviales” de primera marca. El agua fría debía ser con cañerías y accesorios de prolipropileno homopolímero Saladillo H3 o similar, también de primera marca.

Por supuesto que cada uno de los caniles debía tener instalación eléctrica, todas con caños plásticos corrugados ignífugos, de primer nivel.  Los revestimientos –según la memoria descriptiva a la que accedió (Eliminando Variables)- debían ser de “cerámica de primera marca, con junta tornada y empastinado”. La pintura elegida fue del tipo epoxi.

Contratación Directa 21/2013 de la PFA
Según anexos a la documentación, en el apartado “cómputo estimado de materiales”, se precisaría unos 9.054 metros cuadrados de hierro 4.2 mm cada 15 cm, de 5m x 2m, unos 609 metros de techo de capa, 1.415 litros de laca para pisos y 7.574 metros cuadrados de cerámicos.

Es probable que al ver la tardanza en poner en servicio nuevamente al rompehielos Irizar, la Policía haya tomado las precauciones obvias ante eventualidades o incumplimiento por parte de Tandanor. Las tareas con los caniles, según la cláusula sexta del convenio rubricado, debían estar concluidas en 180 días, lo que hace suponer que concluyeron entre fines de abril  y comienzos de mayo del 2014. En la cláusula octava, se estipulaba que de no cumplir en tiempo y forma, Tandanor debía abonar una cifra equivalente al 2 por mil diarios del monto total del contrato por atraso injustificado. Y aclaraba  que cuando el conjunto de multas superara el 10 por ciento del monto contractual, la PFA quedaba “facultada para rescindir el contrato sin más causas”.

Mientras Tandanor vuelve a dilatar la entrega del Irizar (ahora anunciada para el año 2015 o 2016), las bases antárticas todavía dependen de buques extranjeros para recibir sus provisiones. Sólo en la campaña 2012- 2013, se gastaron 6.8 millones de dólares en contratar a la empresa Transport & Services para que hiciera la tarea y otros 30 millones en “adicionales” no contemplados en ese contrato, según consta en una causa judicial que lleva adelante el juez federal Luis Rodríguez. Todo esto, sin contar los 10.4 millones del envío en esa campaña de provisiones por vía aérea que tuvieron que ser reforzadas por la estadía del Irizar en Tandanor.

En el tiempo que el astillero nacional tomó para reparar el buque, los ingenieros navales han incursionado en la reparación de caniles, una actividad plagada de desafíos técnicos, que seguramente llevará en algún momento explotar un mercado muy interesante y que a futuro sin dudas compensará los millones de pasivo que provoca la ausencia del Irizar en los mares australes.

Al terminar su tarea, la de los caniles, no la del Irizar, por supuesto, les quedará al menos la satisfacción de haberle dado un nuevo significado a la frase “una vida de perros”.

En Twitter: @EliminandoV